«

»

A dos minutos y medio del apocalipsis: ¿Llegó la hora de rehabilitar los búnkeres nucleares?

A-dos-minutos-y-medio-del-apocalipsis-Llego-la-hora-de-rehabilitar-los-bunkeres-nucleares12.02.2017 / La humanidad se halla situada en su segunda posición más cercana al apocalipsis, pero, como ocurría hace décadas, salvarse de un ataque nuclear sigue siendo un privilegio al alcance de muy pocos. En los años transcurridos desde el fin de la Guerra Fría, poco a poco ha ido cayendo en el olvido uno de los rasgos distintivos de aquella época: la infraestructura de defensa civil en caso de guerra nuclear. En todo este tiempo muchos búnkeres nucleares han sido transformados y habilitados para servir a otros propósitos, permanecen abandonados bajo la amenaza de la contaminación, o bien fueron destruidos y los transeúntes no tienen la  menor idea de que pasan sobre lugares que fueron diseñados para salvarse de un ataque nuclear.

Este 26 de enero la junta directiva de la revista ‘Bulletin of the Atomic Scientists’ adelantó en 30 segundos la flecha del Reloj del Apocalipsis, de tal manera forma que a la humanidad le quedan solo dos minutos y medio virtuales hasta la ‘medianoche’. De esta forma los científicos sitúan a la humanidad más cerca que nunca de su fin desde 1953, cuando EE.UU. probó la primera arma termonuclear.

Búnker del Banco Federal de Alemania capaz de refugiar a 175 personas durante 14 dias en caso de guerra nuclearKai PfaffenbachReuters

Se trata de la 22.ª vez que los científicos adelantan o retrasan las agujas del reloj, fijado inicialmente en 1947 a siete minutos de la medianoche. Sin embargo, esta es la primera vez que la decisión de cambiar la hora se basa en primer lugar en las palabras y acciones de una solo persona: el nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump.

El Reloj contempla como principales amenazas para la humanidad las armas nucleares y, desde 2007, también el cambio climático. Sin embargo, más allá de los problemas medioambientales y de las opiniones de Trump que «empeoraron una situación ya mala de por sí en materia de seguridad internacional», existen otros tres factores secundarios que nos acercan a la ‘medianoche’:

  • La cuarta y la quinta prueba nuclear realizadas por Corea del Norte.
  • Las tensiones entre EE.UU. y Rusia, países que poseen el 90% de arsenal nuclear del mundo.
  • La amenaza de guerra nuclear entre la India y Pakistán.

Platos rotos en el Honecker Bunker construido para el gobierno de República Democrática AlemanaThomas PeterReuters

La preocupación de los científicos antes las posibles decisiones de Trump también alcanza a los legisladores de EE.UU., que este 25 de enero desafiaron por primera vez «la autonomía nuclear del presidente» al introducir un proyecto de ley que le impediría ordenar un ataque nuclear sin una aprobación del Congreso de declaración de guerra, escribe Becky Alexis-Martin, investigadora de la Universidad de Southampton británica, en el portal The Conversation, dedicado al intercambio de opiniones científicas.

«La mayoría de la gente no puede aspirar a sobrevivir a un ataque nuclear»

«Tal vez llegó la hora de resucitar nuestra arquitectura de búnkeres nucleares y de reestablecer los antiguos ejercicios de defensa civil», se pregunta la investigadora. Sin embargo, más allá de que las infraestructuras existentes estén deterioradas, el problema radica en que, en realidad, nunca existieron búnkeres nucleares suficientes para salvar a todos. De hecho, muchos de los búnkeres construidos durante la Guerra Fría iban destinados, en primer lugar, para la élite política y no para la población, pues, al menos para el Gobierno británico, la palabra ‘supervivencia’ no significaba la supervivencia de la gente, sino la del Estado», explica la investigadora.

En 2016 Irlanda del Norte puso en venta el búnquer nuclear construido para el gobierno regionalClodagh KilcoyneReuters

Según ella, al igual que en los años 50, ahora:

  • La mayoría de la gente no tiene ningún motivo para aspirar a sobrevivir un ataque nuclear,
  • Solo los más adinerados y poderosos están tienen ‘derecho’ a sobrevivir a una catástrofe nuclear.

La diferencia es que ahora los ricos pueden hacerlo no tanto gracias a las infraestructuras construidas por el Estado, sino en «búnkeres privados, lujosos, costosos y de altas tecnologías», como los que en EE.UU. construyen empresas privadas para los más adinerados que se preparan para sobrevivir a un eventual apocalipsis, explica la científica.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/230874-llego-hora-construir-bunkeres-nucleares

Fuente foto: Refugio nuclear construido para el presidente de EE.UU. John F. Kennedy en Florida, el 8 de noviembre de 2013Joe SkipperReuters

Comentario:

Este 26 de enero la junta directiva de la revista ‘Bulletin of the Atomic Scientists’ adelantó en 30 segundos la flecha del Reloj del Apocalipsis, de tal manera forma que a la humanidad le quedan solo dos minutos y medio virtuales hasta la ‘medianoche’. De esta forma los científicos sitúan a la humanidad más cerca que nunca de su fin desde 1953, cuando EE.UU. probó la primera arma termonuclear. Se trata de la 22.ª vez que los científicos adelantan o retrasan las agujas del reloj, fijado inicialmente en 1947 a siete minutos de la medianoche. Algunos de los factores que nos acercan a la ‘medianoche’ son: La cuarta y la quinta prueba nuclear realizadas por Corea del Norte, las tensiones entre EE.UU. y Rusia, países que poseen el 90% de arsenal nuclear del mundo y la amenaza de guerra nuclear entre la India y Pakistán.

Tal como ocurría hace décadas, salvarse de un ataque nuclear sigue siendo un privilegio al alcance de muy pocos. Una analista dice que «la mayoría de la gente no puede aspirar a sobrevivir a un ataque nuclear». Nunca existieron búnkeres nucleares suficientes para salvar a todos. De hecho, muchos de los búnkeres construidos durante la Guerra Fría iban destinados, en primer lugar, para la élite política y no para la población. Solo los más adinerados y poderosos tienen ‘derecho’ a sobrevivir a una catástrofe nuclear. La diferencia es que ahora los ricos pueden hacerlo no tanto gracias a las infraestructuras construidas por el Estado, sino en «búnkeres privados, lujosos, costosos y de altas tecnologías», como los que en EE.UU. construyen empresas privadas para los más adinerados que se preparan para sobrevivir a un eventual apocalipsis.

`Pobres´ los ricos que se preparan con búnkeres para un posible `apocalipsis nuclear´ y piensan que de esta manera podrán salvar sus vidas. Muchos ricos de la élite ponen su confianza en sus recursos económicos para adquirir mediante ellos una seguridad temporal, en forma de una infraestructura hecha de manos de hombres. ¡Lo que ellos no entienden o no quieren entender es que existe un verdadero Apocalipsis! Se trata del último libro de las Sagradas Escrituras. Un impresionante libro profético de Dios que nos revela el futuro de la humanidad hacia el glorioso retorno de Jesucristo, y más allá. En él se revela el destino de aquellos ricos que ponen su confianza en sus posesiones materiales.

Estudie Apocalipsis 6:15-17; 13:16, 17; 18:15 y verá que muchos de los ricos serán igualmente presa de la gran Babilonia simbólica y espiritual del fin y tendrán que someterse a su engañosa y totalitaria autoridad religiosa y que finalmente no solo perderán todas sus riquezas sino también finalmente la vida eterna, cuando prefieran morir antes de ver volver el rostro de Jesucristo en gloria y majestad. Por eso dijo Jesucristo: «¿de qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma?» Marcos 8:36. El consejo de Jesucristo es: «No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen,y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.» Mateo 6:19, 20.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.