«

»

A lo ‘Black Mirror’: Pekín otorgará créditos sociales a todos sus residentes en 2020

28.11.2018 / Los ciudadanos con baja puntuación podrán sufrir restricciones de viaje o limitaciones a la hora de acceder a ciertos trabajos, entre otros impedimentos. Avanza el plan para que China juzgue a sus ciudadanos en función de su comportamiento social: a finales de 2020, Pekín planea implementar ese sistema de créditos en todos sus residentes permanentes, informa la agencia Xinhua. Un plan recién publicado por la Comisión Municipal de Desarrollo y Reforma de la capital china indica que ese método de puntuación afectará a diferentes ámbitos, desde el acceso al mercado hasta los servicios públicos, los viajes, las búsquedas de empleo y la capacidad para iniciar negocios.

«La ciudad mejorará su sistema de listas negras y publicará los registros de incumplimiento de individuos y empresas con regularidad para penalizar ese comportamiento», aparece en ese documento. El plan también alienta a los organismos gubernamentales pekineses a compartir información crediticia entre sí para realizar acciones coordinadas.

Ya en otras ciudades

China empezó a desarrollar este plan de créditos sociales a partir de 2014 y espera que esté completamente implementado en todo su territorio para 2020, aunque no queda claro si cumplirá ese objetivo ni cómo será su versión final y completa. Por ejemplo, la ciudad de Hangzhou ya dispone de una versión experimental que ‘recompensa’ actitudes como el trabajo voluntario y las donaciones de sangre y ‘castigan’ violaciones de las leyes, como las infracciones de tráfico o los pagos extraoficiales, detalla Bloomberg.

Premios y castigos

Los ciudadanos que tengan mejor puntuación gracias a sus actos y reputación social y económica obtendrán ciertos beneficios. Así, tendrán más facilidad para acceder a préstamos y prioridad a la hora de realizar trámites burocráticos, entre otras ventajas. Por su parte, las personas que tengan menos créditos sufrirán dificultades y restricciones, como:

  • Comprar billetes para cierto tipo de transporte.
  • Exclusión de sus hijos en escuelas privadas.
  • Imposibilidad de trabajar en organismos públicos u ocupar puestos directivos en ciertos sectores.
  • Tener más problemas para obtener préstamos o visados.
  • No poder acceder a servicios de lujo, como hoteles caros o viajar en ‘business’.

Críticas

Las autoridades chinas defienden que esta iniciativa mejorará el ambiente de negocios, el desarrollo de su país y el comportamiento ético de sus ciudadanos, pero el proyecto ha sido criticado por ser «una herramienta orwelliana de vigilancia masiva». Las consecuencias negativas de un método similar ya aparecieron en el episodio ‘Nosedive’ —’Caída en picado’, en español— de la serie británica de ciencia ficción ‘Black Mirror’. Mientras tanto, ya se conocen sus primeros resultados. En marzo, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China reportó que a más de nueve millones de ciudadanos les prohibieron comprar billetes de avión y otros tres millones no pudieron adquirir billetes de tren en primera clase debido a sus bajas calificaciones de crédito social.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/297193-pekin-otorgar-creditos-sociales

Fuente foto: Imagen ilustrativa. Thomas Peter / Reuters

Comentario:

En la China se está implementando un sistema de vigilancia y control total que ha sido criticado por ser«una herramienta orwelliana de vigilancia masiva». Todos los ciudadanos han sido introducidos en un sistema de puntuación. Se los vigila mediante millones de cámaras de reconocimiento facial, etc. Los ciudadanos con baja puntuación sufrirán restricciones de viaje (ya no podrán comprar billetes para cierto tipo de transporte) o limitaciones a la hora de acceder a ciertos trabajos, entre otros impedimentos. Ese método de puntuación afectará a diferentes ámbitos, desde el acceso al mercado hasta los servicios públicos, los viajes, las búsquedas de empleo y la capacidad para iniciar negocios. Las consecuencias negativas de un método similar ya aparecieron en el episodio ‘Nosedive’ —’Caída en picado’, en español— de la serie británica de ciencia ficción ‘Black Mirror’. Ya son más de nueve millones de ciudadanos chinos a los que su gobierno les prohibió comprar billetes de avión y otros tres millones no pudieron adquirir billetes de tren en primera clase debido a sus bajas calificaciones de crédito social.

Dirk Müller, el experto más famoso de la bolsa de Alemania, habló el otro día acerca de esto y dijo: «Veamos a la China. En la China se está implementando en este momento el sistema social de puntos. Eso significa un control total y sin fugas de mi vida, con millones de cámaras en la China que supervisan constantemente las calles, y el reconocimiento facial. Ellos supervisan si he cruzado la calle en rojo. Y tengo 1000 puntos y en cuanto cometa un comportamiento equivocado, se me disminuye los puntos, y si hago cosas muy buenas entonces me aumentan los puntos. Esto no es un chiste. Si no salgo lo suficiente con mi perro a pasear, me dan puntos de castigo. Si no visito a mis padres lo suficiente, según el punto de vista del partido, me dan puntos de castigo, etc. Desde el punto de vista del partido. Y si cruzo en rojo el semáforo me dan puntos de castigo. Si estoy con alguien en contacto entre mis amigos, que no tiene suficientes puntos, se me quitan puntos también, etc. etc. Y si alguien tiene demasiado pocos puntos, entonces será bloqueado. Ya no podrá comprar pasajes aéreos, ya no podrá viajar en trenes rápidos.” Fuente.

El documental «Un mundo sin billetes ni monedas» del canal alemán de TV internacional ‘Deutsche Welle’ lo describe así: «China está directamente en este camino. A partir de 2020 los ciudadanos podrían ser totalmente monitoreados. Lo que compran, como viven. Ya en la actualidad empresas chinas de Internet como Alibaba o Tencent evalúan las compras de sus clientes y le proporcionan los datos al Estado. Quien actúa de acuerdo con el gobierno, créditos económicos o un apartamento barato. Quien no funciona, es castigado. La vigilancia completa de los ciudadanos en favor del Estado. En una sociedad sin efectivo, puede hacerse realidad y por lo tanto convertirse en una amenaza.» 

Se están acercando los tiempos en los cuales será posible prohibir «comprar y vender», a personas o grupos de personas, incómodos para los gobiernos, y excluirlos del sistema económico y financiero para someterlos a su autoridad. El panorama descrito en Apocalipsis 13:15-18 se está cristalizando progresivamente en nuestro mundo. Lo que vemos en China se implementará de una u otra manera a nivel mundial.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=OwIy20e7VlM

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.