«

»

Mar 08

Apoc. 11 – La 7ma trompeta (Tema 37)

Como vimos en el tema anterior, la séptima trompeta describe el tiempo final tras la finalización de la proclamación del misterio de Dios , es decir del evangelio . Es el tiempo después del juicio celestial. Todos los casos han sido decididos. El tiempo de prueba terminó. Recuerde Ap. 22:11. La puerta de gracia se cerró. El pasaje describe los eventos finales de la historia humana tras el juicio celestial.   

La séptima trompeta

He aquí la descripción de la séptima trompeta. Para este estudio la hemos dividido en tres partes .

  1. “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado…  Ap. 11:15-17.
  2. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra…  Ap. 11:18.
  3. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.” Ap. 11:19.

Este pasaje presenta el mismo lapso de tiempo que describió Daniel al inicio del último capítulo de su libro, pero con más detalle. Recordemos lo que vio el profeta Daniel: “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.” Dan. 12:1, 2.

1. La parte inicial de la séptima trompeta

Cristo termina el juicio y asume su reino

Recuerde que Miguel (Jesús) se levanta tras finalizar el juicio celestial para asumir su reino eterno. Y entonces se desencadena la gran angustia , descrita ahora en la séptima trompeta del Apocalipsis como la ira de las naciones y la ira de Dios , que son las siete postreras plagas . De esta angustia son liberados los hijos de Dios que se hallan escritos en el libro . Recuerde que esta es la sentencia para  vida eterna tras el juicio, en el cual sus nombres fueron confirmados en el libro de la vida. Ap. 3:5. Otra consecuencia de esta sentencia después del juicio es la resurrección de los muertos , ya sea para vida eterna o para vergüenza y confusión perpetua.

Ahora la descripción de la séptima trompeta comienza con “ grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.” Ap. 11:15.

Este versículo nos muestra que el juicio terminó y el rey asumió finalmente su reino eterno. Como reacción “los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado .” Ap. 11:16-17.

Los 24 ancianos se habían sentado al iniciar el juicio celestial en sus tronos alrededor del trono de Dios, el Juez. Vea Dan. 7:9, 10; Ap. 4:4. Igual que Miguel (Jesús) que se levanta de su trono tras el juicio, también los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios, se levantan de sus tronos para postrarse sobre sus rostros y ador a Dios, “ diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado .” Ap. 11:17.

Desafortunadamente la traducción de este versículo en la versión de la “Reina Valera antigua”, “Reina Valera 1960” y “Reina Valera 1995” es muy mala y confusa. Pues las palabras y has de venir que hemos tachado ¡ni siquiera aparece en el original griego! Y la traducción errónea dice y has reinado , como si Cristo ya hubiese terminado de reinar, cuando en realidad ¡está recién asumiendo su reino oficialmente tras el juicio celestial! Gracias a Dios, la traducción de este versículo se ha corregido y el mensaje del contenido aclarado en la versión de la “Reina Valera Contemporánea”, dice:  

“Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres, y el que eras , porque has tomado tu gran poder y has comenzado a reinar .” Ap. 11:17.

Jesús en el trono Varias otras traducciones lo traducen también correctamente:

  •  “Te damos gracias, Señor, Dios Todopoderoso, tú que eres y que eras , porque has tomado tu gran poder y has comenzado a reinar . Dios Habla Hoy / La Biblia de las Américas
  • “Señor, Dios Todopoderoso, que eres y que eras , te damos gracias porque has asumido tu gran poder y has comenzado a reinar . Nueva Versión Internacional (Castilian) / Nueva Versión Internacional

En otros pasajes del Apocalipsis si se utiliza la expresión “ el que eres y que eras y que has de venir hablandoacerca de Dios, como por ejemplo en Apocalipsis 1:4, 8 y Apocalipsis 4:8. Por lo tanto los traductores de la “Reina Valera antigua”, “Reina Valera 1960” y de la “Reina Valera 1995”, asumieron que aquí en Apocalipsis 11:17 debe decir lo mismo y añadieron erróneamente las palabras “ y has de venir ” creando una confusión.

¡Pero en el contexto de la séptima trompeta, Cristo ya no ha de venir , pues ya está viniendo ! Note que en este contexto final, Jesucristo ya ha asumido su reino eterno y viene a recoger a sus súbditos que vencieron en el juicio celestial. En esos últimos suspiros de la historia humana cuando la ira de Dios , es decir el castigo divino mediante las siete postreras plagas , se está derramando sobre la tierra, uno de los ángeles utiliza la misma expresión, diciendo: “Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras , el Santo, porque has juzgado estas cosas.” Ap. 16:5. ¡Ya no dice “ y has de venir ” pues ya está viniendo !

2. La parte central de la séptima trompeta

 “Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.” Ap. 11:18.

El tiempo de la ira de las naciones

“Y se airaron las naciones… .” Siempre hubo ira entre las naciones que se manifestó en guerras a través de la historia humana. Salmos 2:1-5. Recuerde también las guerras, representadas mediante cuatro vientos bélicos que combatían en el gran mar , es decir entre las naciones, muchedumbres, pueblos y lenguas descritos en Daniel 7:1-7. A través de estas cuatro guerras se impusieron una tras otra las cuatro bestias salvajes , es decir los cuatro imperios, que eran Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma.

El tiempo de la ira de las naciones Jesús decía entre sus famosas señales del fin, que “… oiréis de guerras y rumores de guerras… porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino…” Mat. 24:6, 7. Pero el punto importante es que la ira de las naciones va en aumento a medida que se acerca el fin del mundo.

El aumento de la ira de las naciones ya llegó a tal extremo que la humanidad experimentó recientemente dos guerras mundiales . Por primera vez en la historia humana hubo guerras mundiales. Y ocurrieron en pleno tiempo del fin .

Pero después del juicio celestial, cuando cada caso es decidido y los hijos de Dios reciben el sello de Dios y los desobedientes la marca de la bestia , se soltarán nuevamente “ los cuatro vientos ”, descritos esta vez en Apocalipsis 7:1-3. Estos detalles estudiaremos en temas posteriores. De todas maneras es importante adelantar que habrá guerras en los cuatro puntos cardinales de la tierra. ¡La ira de las naciones que se desatará tras el juicio celestial será nuevamente mundial! Solo que esta vez muchas naciones del mundo están armadas hasta los dientes con todo tipo de armas biológicas, químicas y atómicas. Cuando la ira de las naciones se desaté, el terror y la destrucción serán terribles. Recuerde que el profeta Daniel describió esa época final de la siguiente manera: “y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces …” Dan. 12:1. Pero Dios está reteniendo estos cuatro vientos todavía por causa de su misericordia y su amor hacia la humanidad, hasta que el último ser humano tome su decisión y sea sellado ya sea para salvación o para perdición.

  • Quiere llamar la atención al detalle que los cuatro vientos que combatían en el gran mar descritos en Daniel 7:1-7 se desarrollaron una tras otra con décadas o siglos de separación. ¡Pero los cuatro vientos que son soltados tras el juicio celestial se desatan simultáneamente !

Preparémonos para ser parte de aquellos de los cuales dice el profeta Daniel: “pero en aquel tiempo [de la gran angustia final] será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.” Dan. 12:1.

El tiempo de la ira de Dios

Copas de la ira de Dios “… y tu ira ha venido…” Aparte de la ira de las naciones que se desata tras el juicio celestial, se desata también l a ira de Dios , es decir sus siete postreras plagas .

“Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras ; porque en ellas se consumaba la ira de Dios … Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios … Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios .” Ap. 15:1, 5; 16:1.

Por lo tanto “ el tiempo de angustia cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces ” mencionado por el profeta Daniel, se compone por las dos iras: “la ira de las naciones” y “la ira de Dios” que ocurrirán simultáneamente . Probablemente las siete postreras plagas sean parcialmente consecuencias mismas de las actividades bélicas humanas, pues son mencionadas después de la ira de las naciones.

  • En otro tema analizaremos el capítulo 16 del Apocalipsis que describe las siete postreras plagas en detalle. Pero es importante mencionar de antemano dos detalles importantes. En primer lugar ¡las plagas serán derramadas por Dios tan solo sobre las personas impías que han rechazado la verdad y han aceptado la marca de la bestia, adorando su imagen! Ap. 16:2. Y en segundo lugar cuando se derramen las siete postreras plagas, los ángeles de Dios proclaman la justicia de Dios, confirmando que las plagas se derraman después de la conclusión del juicio celestial. Pues uno recién puede decir que Dios es justo, después de su juicio y después de haber decidido las sentencias sobre las personas. Ap. 16:5, 7.

El tiempo de juzgar a los muertos

“… y el tiempo de juzgar a los muertos…”  Otro evento de la séptima trompeta tras el juicio celestial, es el tiempo de juzgar a los muertos . Sabemos que durante el juicio celestial actual, que se está llevando a cabo desde el año 1844 hasta el final del juicio celestial, ya se está juzgando a los hijos de Dios , ya sean muertos o vivos. Recuerde por ejemplo Ap. 6:9-11. El juicio que se menciona ahora, es l a segunda fase del juicio celestial que inicia tras el retorno de Cristo y se lleva adelante durante el milenio , descrito en Apocalipsis capítulo 20:4, 11-15. Es el juicio de los otros muertos, aquellos que no fueron salvos y tuvieron que ser borrados del libro de la vida. Esa segunda fase del juicio, del milenio, tiene el propósito principal de determinar la magnitud del castigo de los perdidos según sus obras. Lo veremos en detalle en otro tema. Pero para entender el pasaje en cuestión correctamente es importante saber que se refiere efectivamente a esa segunda parte del juicio celestial , de la cual Pablo dijo:

Juicio del mundo “¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo ?… Así que, no juzguéis nada antes de tiempo , hasta que venga el Señor , el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones…” 1 Cor. 6:2; 4:5.

Es por eso también que el pasaje en Ap. 11:18 contrasta a los muertos impíos que deben ser recién juzgados con los salvos justos (los profetas, los santos, y los que temen el nombre de Dios), que ya han sido juzgados y que reciben por lo tanto su galardón, que es la vida eterna, tras su resurrección de la muerte, durante el retorno de Cristo, al final de la séptima trompeta; hecho que nos conecta directamente con el siguiente punto.

 

El tiempo de dar el galardón a los fieles de Dios

“… y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes. ..” ¿Qué es un galardón? Según el diccionario es un premio o una recompensa . http://www.wordreference.com/definicion/galardón

  • Jesús prometió a sus seguidores: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” Ap. 22:12.
  • “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” Mat. 25:34.
  • “Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna .” Mat. 19:29.

El capítulo 11 del libro de los Hebreos habla acerca de la recompensa prometida , definiéndola como la patria celestial . Es decir la vida eterna en un mundo mejor, llamado “la Canaán celestial” , o “la santa Jerusalén celestial” . Todos los grandes hombres y mujeres de Dios, como también los patriarcas y profetas murieron en la fe sin haber recibido lo prometido. Pero lo recibirán cuando resuciten, juntamente con los santos vivos, en el retorno glorioso de Dios. Hebreos 11:10, 13-16, 39, 40.

  • El profeta Daniel recibió la misma promesa cuando el ángel le dijo en el último versículo de su libro: Y tú irás hasta el fin, y reposarás [morirás], y te levantarás [resucitarás] para recibir tu heredad [la vida eterna] al fin de los días [en el retorno de Cristo].” Dan. 12:13.
  • Cuando San Pablo estaba cerca de morir como mártir dijo: “ He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida .” 2 Tim. 4:7, 8. Es importante leer este texto dos veces para reconocer toda la riqueza que encierra. Pablo llama la herencia o el galardón con el nombre “ la corona de justicia ”. ¡El estaba muy consciente que la iba recibir recién en el día del retorno de Jesucristo! Además supo que la iba a recibir tras haberse tomado la decisión y proclamado la sentencia por el juez justo del juicio celestial. También supo que no solo él la iba a recibir en ese maravilloso evento, sino todos aquellos que también esperan y aman la venida del Señor.

En el retorno de Cristo, todos los hijos de Dios de la historia humana que vencieron en el juicio, recibirán la recompensa, la herencia, el galardón, la corona de justicia, la vida eterna, la ciudadanía en la patria celestial, etc.

En el retorno del Señor, los muertos en Cristo resucitarán y los vivos seguidores de Cristo serán transformados . Juntos serán arrebatados al cielo para estar con el Señor. Es por eso que la resurrección para vida eterna ocurre cuando el Señor toque la trompeta final, es decir durante la séptima trompeta . Vea 1 Cor. 15:22, 23, 51-55; 1 Tes. 4:13-17.

El retorno de Jesus “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta [la séptima]; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.” 1 Cor. 15:51, 52.

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios [la final] descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” 1 Tes. 4:16, 17.

El tiempo de destruir a los impíos

Siete postreras plagas “… y de destruir a los que destruyen la tierra.” Tras el juicio celestial habrá tres eventos que destruirán a los impíos. Por un lado la ira de Dios , pues durante las siete postreras plagas morirán muchos malvados. Recuerde que las siete postreras plagas se derraman exclusivamente sobre los que rechazaron el mensaje divino de amor y advertencia de los tres ángeles. ¡Todos aquellos que abandonarán “el barco babilónico” que se está hundiendo a tiempo, serán protegidos por Dios de las calamidades fatales de las siete postreras plagas! Vea Ap. 14:8-11; 16:2; 18:4. Pues los cuatro vientos destructores son sueltos recién después que los hijos de Dios hayan recibido el sello divino de pertenencia y protección divina. Ap. 7:1-3; 9:4. Los salvos verán la recompensa de los impíos al caer miles a sus lados. Pero ninguna plaga tocará la morada de los hijos de Dios , tal como ocurrió durante las plagas en Egipto. Vea Sal. 91:7-10; Éxodo 8:22, 23; 9:4, 26; 11:7.

Por otro lado, los malvados que sobrevivan las siete postreras plagas serán destruidos durante el retorno de Jesucristo , tan como dijo Pedro:

“… pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.” 2 Pedro 3:7.

Recuerde además que Cristo compara su retorno con los días de Noé y los días de Lot cuando todos los impíos fueron muertos y solo sobrevivieron los hijos de Dios. Lucas 17:26-30. Vea también 2 Tes. 2:8-10; Mateo 13:30, 37-43.

El cumplimiento final de la destrucción de los impíos ocurre tras el milenio en el lago de fuego.

“Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió… Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” Ap. 20:9, 15.

3. La parte final de la séptima trompeta

El último evento de la séptima trompeta tras la ira de las naciones y las siete postreras plagas en las cuales se consume la ira de Dios , es el siguiente: Juan vio que “el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.” Ap. 11:19.

El templo de Dios es abierto en el cielo

  • Cuando Esteban, el primer mártir de la cristiandad, estaba a punto de ser apedreado tuvo una visión y vio el cielo abierto. ”Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios.” Hech. 7:55, 56. Los demás que estaban presentes en su asesinato no vieron el cielo abierto, ni a Jesús a la diestra de su Padre en el cielo. Era una visión que recibió exclusivamente Esteban antes de su muerte.  

Pero al final de la séptima trompeta ¡el templo de Dios será abierto a la vista de todos y todos que aún estarán con vida verán el arca de su pacto en el templo ! Pues Juan no dice que tan solo él lo vio, como en el caso de Esteban, sino que lo expresa de manera generalizada , diciendo que “el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo.”

Antes de seguir adelante con este análisis deseo mencionar que ¡ toda la descripción de la séptima trompeta es literal y no simbólica! La ira de las naciones es literal . La ira de Dios que se manifiesta en las siete plagas postreras es literal . El juicio a los muertos impíos es literal . La recompensa de los justos es literal . La destrucción de los impíos es literal . Y el evento divino de abrir el cielo para que la humanidad vea al final el arca del pacto de Dios en el cielo ¡es también literal !

Cuando Esteban vio el cielo abierto, la atención caía sobre la gloria de Dios en el cielo. Pero cuando el cielo se abra a la vista de la humanidad al final de la séptima trompeta, la atención se enfocará exclusivamente sobre el arca del pacto dentro del templo de Dios en el cielo. El arca del pacto solo tiene una razón por existir. ¡Es su santo contenido! Y recordemos que su contenido son las dos tablas de la ley divina en la cual se encuentran los diez mandamientos escritos por el dedo de Dios. Recuerde Éx. 25:21; 31:18; 34:28; 40:20; Deut. 10:2, 5.

Los diez mandamientosAl final Dios mostrará a la humanidad incrédula y desobediente dos cosas:

  • La existencia real del santuario celestial con su arca del pacto.
  • La vigencia de los diez mandamientos de Dios como norma del juicio celestial.

Los impíos verán que todo esto era verdad y existe efectivamente y no ha sido una fantasía. ¡Pero desafortunadamente será demasiado tarde para ellos!

El pasaje nos muestra que el evento viene acompañado de “relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo”. Ap. 11:19. Son exactamente las mismas manifestaciones que se presentan en el mismo orden durante la séptima y última de las siete postreras plagas, dándonos a entender que este evento, cuando Dios abre el cielo para que todos vean su templo en el cielo con su arca del pacto, toma lugar al final de las siete postreras plagas que es equivalente con el final de la séptima trompeta, es decir justo antes del retorno de Jesucristo en gloria y majestad. Vea Ap. 16:17-21.

Pero hay un aspecto adicional que debemos analizar para profundizar este conocimiento. Las manifestaciones que acompañan el evento de abrir el templo del cielo a la vista humana y mostrarles el arca del pacto con la santa ley divina, son parecidas a las que hubo cuando los diez mandamientos fueron dadas por Dios a su pueblo en el monte Sinaí.

“Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos , y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte ; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte.  Todo el monte Sinaí humeaba , porque Jehová había descendido sobre él en fuego; y el humo subía como el humo de un horno, y todo el monte se estremecía en gran manera El sonido de la bocina iba aumentando en extremo ; Moisés hablaba, y Dios le respondía con voz tronante .” Éx. 19:16-19.

  • ¡Dios utiliza estas manifestaciones siempre cuando presenta su eterna ley divina de los diez mandamientos a los hombres ! Lo hizo cuando la dio a su pueblo en el Sinaí y lo volverá a hacer cuando presenta su santa ley a la humanidad entera al fin de la historia humana.

En el libro de los Salmos encontramos un pasaje que describe este evento impresionante cuando Dios, el juez, volverá para juntar a sus santos y castigar a los transgresores de sus mandamientos. Y en ese contexto hará que los cielos declaren su justicia, poniendo sus leyes delante de los ojos de los impíos.

“El Dios de dioses… ha hablado, y convocado la tierra, desde el nacimiento del sol hasta donde se pone… Vendrá nuestro Dios, y no callará; Fuego consumirá delante de él, y tempestad poderosa le rodeará. Convocará a los cielos de arriba, y a la tierra, para juzgar a su pueblo. Juntadme mis santos, los que hicieron conmigo pacto con sacrificio. Y los cielos declararán su justicia , porque Dios es el juez… Pero al malo dijo Dios: ¿ Qué tienes tú que hablar de mis leyes , y que tomar mi pacto en tu boca? Pues tú aborreces la corrección, y echas a tu espalda mis palabras. Si veías al ladrón, tú corrías con él, y con los adúlteros era tu parte. Tu boca metías en mal, y tu lengua componía engaño. Tomabas asiento, y hablabas contra tu hermano; Contra el hijo de tu madre ponías infamia. Estas cosas hiciste, y yo he callado; Pensabas que de cierto sería yo como tú; Pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos .”” Salmos 50:1-6, 16-21.

Apocalipsis 15

Ahora estamos listos para entender el capítulo quince del Apocalipsis enteramente. Igual que la séptima trompeta, también todos los eventos descritos en este capítulo suceden después del juicio celestial. Este capítulo describe el momento cuando se abre el templo celestial para dar lugar al inicio del  derramamiento de las siete postreras plagas. Todo el capítulo nos presenta una vez más las sentencias tras el juicio celestial, para los salvos y para los perdidos. Veremos en el canto de los salvos que el Señor se levantó del juicio y asumió su reino eterno. Ya todo está decidido. He aquí el capítulo entero:

“Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado. Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio; y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles. Ap. 15:1-8. 

En el primer versículo, San Juan ve los siete ángeles con las siete postreras plagas en las cuales se consume la ira de Dios. Es decir con las siete postreras plagas se termina la ira de Dios, llegando a su fin . En el versículo cinco, San Juan ve como se abre el templo del tabernáculo del testimonio de Dios en el cielo. Tal como al final de la séptima trompeta, aquí nuevamente el texto nos dirige la atención hacia la ley divina dentro del templo, cuyos diez mandamientos son el testimonio de Dios . Recuerde Éx. 25:21; 31:18; 34:28; 40:20; Deut. 10:2, 5. Lo que Dios nos desea mostrar es que el castigo de la sentencia de las siete postreras plagas es el resultado del juicio celestial que se realizó a base de los diez mandamientos. Vea Santiago 2:10-12.

En el versículo seis, los siete ángeles se ponen en marcha y salen del templo para cumplir su cometido. Están vestidos de lino limpio y resplandeciente , siendo estas vestimentas una representación de las acciones justas de estos los santos ángeles. Ap. 17:8. Pues las plagas son el resultado del justo juicio celestial. Es por eso que ¡los ángeles y los seres humanos salvos proclaman después del juicio celestial que Dios ha sido justo durante su juicio! Ap. 16:5, 7: 15:3, 4. En el versículo siete, los siete ángeles reciben de parte de uno de los cuatros seres vivientes las siete copas de oro llenas de la ira del eterno Dios. En el siguiente tema analizaremos quienes son los cuatro seres vivientes .

Nadie podía entrara en el templo de Dios

En el versículo ocho, leemos que ”el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles”.

  • Algo parecido ocurrió en al Antiguo Testamento cuando “los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.” 1 Reyes 8:11.

El diluvioComo ya vimos en temas anteriores, al terminarse el juicio celestial la puerta de la gracia se cierra . Todos los casos ya están decididos. Ap. 22:11. Entonces es el tiempo de las sentencias. En ese lapso de tiempo de la séptima trompeta, equivalente al tiempo de las siete postreras plagas, ya nadie puede entrar en el templo de Dios. Ya no hay gracia, ni misericordia, ni arrepentimiento, ni perdón. Cristo ya se levantó del juicio, cambió simbólicamente sus vestimentas sumo sacerdotales por su manto real, asumiendo su reino eterno y volviendo a la tierra para recoger a sus súbditos que definió mediante el juicio.

Jesús dijo: “ Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre .” Mat. 24:27. Dios cerró la puerta del arca personalmente, siete días antes del diluvio. Gén. 7:4, 16. El tiempo de gracia y salvación había terminado para los habitantes incrédulos y desobedientes del mundo antediluviano. Y en el tiempo del fin, tras el juicio celestial, ocurre algo parecido nuevamente. ¡Dios cerrará la puerta de la gracia siete plagas antes de su retorno y del fin del mundo! Pero Dios estará con sus hijos fieles durante este gran “ tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces ”. Dan. 12:1. El no los abandonará. Mas bien “ en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro ”. Dan. 12:1. Vea también Salm. 91. Como ya vimos, ellos gozarán de la protección divina frente a las siete postreras plagas, pues están sellados para vida eterna y salvación, según la promesa de Cristo “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. ” Mat. 28:20.

Victoriosos delante del trono de DiosEn los versículos dos a cuatro del capítulo 15 del Apocalipsis, San Juan ve a los victoriosos en pie sobre el mar de vidrio con las arpas de Dios. Es un detalle que debemos memorizar pues en el siguiente tema tendrá una gran importancia. Se trata de la compañía de hijos de Dios que permanecieron de pie frente a la imagen de la bestia, tal como los amigos de Daniel se quedaron de pie frente a la imagen de oro en Babilonia. Recuerde el tema 11 de este seminario. Ellos son además la respuesta a la pregunta “¿y quién podrá sostenerse en pie?” de Apocalipsis 6:17. De paso sea dicho que el mar de vidrio se encuentra delante del trono de Dios . Ap. 4:6. Ellos han vencido el falso sistema religioso de adoración errónea que se impondrá en el tiempo del fin sobre toda la tierra, denominada Babilonia. Ellos son aquellos que fueron vestidos en el juicio celestial con vestiduras blancas y cuyos nombres no fueron borrados del libro de la vida. Ap. 3:5. Son los salvos tras el juicio, para obtener la vida eterna en un mundo mejor, donde reina la justicia . 2 Pedro 3:13.

El cántico de Moisés y del Cordero

Es por eso que los victoriosos sobre la falsa adoración de Babilonia cantan e l cántico de Moisés y del Cordero . Es el cántico de su experiencia de lealtad y obediencia hacia la voluntad de Dios.

El cántico de Moisés es el cántico que entonó tras la liberación de la opresión faraónica, después de las diez plagas que Dios derramó sobre Egipto. Es el cántico que entonó el pueblo de Dios después de cruzar el mar milagrosamente y tras la destrucción del ejército enemigo para dirigirse a la Canaán terrenal . Se encuentra en Éxodo 15. Ahora los salvos del tiempo del fin cantan la misma canción pues pasaron por una experiencia similar. Pues Dios los liberó de la opresión babilónica, derramando sus siete postreras plagas sobre los opresores y destruyendo sus ejércitos enemigos y llevándolos a la Canaán celestial .

El cántico del Cordero es el cántico de su experiencia de victoria sobre el diablo, las tentaciones y el mundo. De la misma manera, los salvos entonan este cántico pues llegaron también a ser victoriosos sobre el pecado con la ayuda del Espíritu Santo. De los victoriosos y de su experiencia hablan varios versículos del Apocalipsis, como por ejemplo: Ap. 2:7, 11, 17, 26; 3:5, 12, 21.

Los victoriosos que Juan ahora ve sobre el mar de vidrio cantan este texto: “ Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.” Ap. 15:3, 4.

Su canto nos confirma nuevamente que se trata de eventos tras el juicio celestial, después de las sentencias. Pues ellos proclaman en su canto la justicia de Dios y del juicio divino ; hecho que solo se puede proclamar después de un juicio. Pues nunca se proclama la justicia de un juicio antes de la sentencia. Además reconocen en su canto que Jesucristo ha asumido su reino proclamándole como “ Rey de los santos ”.

Autor: Enrique Rosenthal
Vea el siguiente tema >> “Apocalipsis 4 y 5”

15 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. luis mogollon

    Agradesco su apoyo por el maravilloso material para ayudar a otros y enriqueserme de conocimientos. DIOS PADRE ETERNO siga bendiciendo su ministerio. Mil gracias en nombre de JESUS DE NAZARET.

  2. daniel

    Gracias muchas gracias porque todo es facil de descargar en pdf

  3. Graciela sanchez

    Gracias por estos temas ya que nos ayudan a conocer mas de lo que esta por venir

  4. Danny

    Dios cerrará la puerta de la gracia siete plagas antes de su retorno y del fin del mundo! No entiendo esto de siete plagas? Siete días o siete años? Buenas noches disculpe la molestia hermano…

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado Danny! Muchas gracias por su pregunta. La cuestión está en la simbología del siete. Siete días antes del diluvio Dios cerró la puerta de la gracia a la humanidad, cerrando personalmente la puerta del arca. Ya nadie podría entrar ni salir. Las decisiones estaban tomadas. Y antes que venga Jesucristo, caerán las siete postreras plagas. Dios cerrará nuevamente la puerta de la gracia para el mundo postdiluviano cuando inicie a derramar las siete plagas postreras. Para aquel entonces la decisión para salvación o perdición de cada ser humano estará tomada. Nadie sabe cuánto tiempo durarán las siete postreras plagas… ¿Quizás un año? No lo sabemos. El hecho es entender la seriedad del asunto de reconciliarse a tiempo con Dios y con el prójimo para poder recibir “el sello de Dios” para pertenecer a Dios y gozar de su protección y salvación en aquel difícil momento del futuro. Atentamente y bendiciones!

  5. Lourdes

    Sr. Rosenthal

    Le agradezco muchísimo la manera tan cuidadosa y tan bien explicada que tiene para exponer estos temas tan importantes, porque desgraciadamente, las denominaciones cristianas de la cual vengo, ni hablan de profecía, ni quieren saber de ella, y si algo llegan a decir es con respecto al falso rapto pretribulacion, o el retorno de Cristo lo ven como algo muy pero muy lejano.
    Quiero preguntarle Sr. Rosenthal su muy valiosa opinión con respecto a la fecha del 2031 y el retorno de Jesucristo y Que Nuestro Amado Señor lo colme más y más de Bendiciones!!!

    1. Enrique Rosenthal

      Estimada hermana Lourdes! Muchas gracias por su precioso comentario y su importante pregunta. Los hermanos que plantean ese año para el retorno de Jesucristo traen una serie de argumentos razonables. Mucho suena bastante lógico y bien. Pero personalmente no comparto la posición de poner fechas para establecer el retorno de Jesucristo. Ese actuar ya ha traído demasiados chascos sobre aquellos que lo hicieron en el pasado. Sabemos, gracias al Espíritu de Profecía, que Cristo ya quiso venir y hubiese venido en los días de E. G. White. He aquí algunas citas:

      “Si los adventistas, después del gran chasco de 1844, se hubieran aferrado a su fe y hubieran ido unidos en pos de la providencia de Dios que abría el camino, y si hubieran recibido el mensaje del tercer ángel y si lo hubieran proclamado al mundo con el poder del Espíritu Santo, habrían visto la salvación de Dios, el Señor hubiera obrado con poder mediante sus esfuerzos, la obra se habría terminado y Cristo habría venido para recibir a su pueblo y darle su recompensa… No era la voluntad de Dios que se demorara así la venida de Cristo… Durante cuarenta años, la incredulidad, la murmuración y la rebelión impidieron la entrada del antiguo Israel en la tierra de Canaán. Los mismos pecados han demorado la entrada del moderno Israel en la Canaán celestial. En ninguno de los dos casos faltaron las promesas de Dios. La incredulidad, la mundanalidad, la falta de consagración y las contiendas entre el profeso pueblo de Dios nos han mantenido en este mundo de pecado y tristeza tantos años.” -Ev 504-505 (1883).

      “Si la iglesia de Cristo hubiese hecho su obra como el Señor le ordenaba, todo el mundo habría sido ya amonestado, y el Señor Jesús habría venido a nuestra tierra con poder y grande gloria.”
      – DTG 587-588 (1898).

      ¡Así que el plan de Dios nunca era aparecer exactamente al cabo de seis mil años! Si fuese así, entonces el mismo Espíritu de Profecía, que menciona varias veces los seis mil años, lo hubiese revelado con claridad.

      En ese contexto no hace sentido establecer el retorno de Jesucristo exactamente a los seis mil años. Además los seis mil años no son una profecía de tiempo sino un gran marco histórico en en gran conflicto entre el bien y el mal. Si se tratase de una profecía de tiempo, sería con seguridad la más importante de todas, y tendría que aparecer en algún lugar de la palabra de Dios como los 1260, los 1335, los 1290, los 2300, los 2520, los 490, etc.

      Los seis mil años deberían aparecer, según la lógica y la estructura de las profecías de tiempo de las Sagradas Escrituras, con un nombre algo como `los seis grandes días´ o `los seis mil días´ o algo como `los 16 tiempos y los 240 días´. Una profecía tan trascendente tendría que aparecer directamente en la Biblia y no por alusión tan solo en los escritos de E.G. White. Esa es mi humilde opinión al respecto. Atentamente y bendiciones!

      1. Lourdes

        Sr. Rosenthal

        Le agradezco muchísimo el haberse tomado el tiempo para responder a mi pregunta, y como sea, para mí ha sido de Gran Bendición el toparme con ustedes los Adventistas del séptimo día, pues pienso sinceramente y es muy evidente que en ustedes está ese espíritu de profecía, ese conocimiento, pues ponen al descubierto la Verdad de lo que ha pasado, de lo que está pasando y de lo que está por venir de una manera muy clara; sigo con muchísimo interés su página y espero algún día poderme integrar a alguna congregación adventista y Gracias le doy a Nuestro Señor, que de algún modo, siémpre me va llevando y mostrando la Verdad de las cosas.
        Que Dios lo guarde a Usted y a toda su familia y que lo siga utilizando para Bendición de muchos!!!

        Nuevamente GRACIAS.

        1. Enrique Rosenthal

          Estimada Lourdes! Muchas gracias por su precioso comentario y testimonio! Que Dios la bendiga abundantemente! En la columna de la derecha encontrará un enlace que le permitirá encontrar la Iglesia Adventista del Séptimo Día más cercana de su hogar. La verdad es que la interpretación profética de nuestra iglesia es tan sencilla, profunda y fundamentada. Sin contradicciones bíblicas y con todo respaldo de la historia y de los acontecimientos actuales del mundo. Dios nos bendijo con una enorme luz para compartirla con la humanidad. Atentamente y bendiciones!

  6. Patricia Lowenthal

    Hermano Rosenthal: Ud. va a explicar el capitulo 7 de apocalipsis? es que pareciera como que despues que los hijos de Dios son sellados, entonces en el cap 8 suenan las trompetas. Muchas gracias y que el Senor le siga bendiciendo en esta labor tan grande de estos estudios tan maravillosos y que el Senor le de mas luz, es mi deseo. Patricia Lowenthal.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimada hermana Patricia! En un cercano futuro publicaré el tema de Apocalipsis 7 y los demás que faltan con la ayuda de Dios. Ya los tengo en borrador. Muchas bendiciones para usted!

  7. Carlos Mendoza

    Hrno Rosenthal. Muchas gracias por su material las siete trompetas es un tema del cual no se habla mucho y su material me sirve muchísimo para aumentar el conocimiento de la profecía, pero tengo unas dudas acerca de la ira de las naciones porque me deja pensando el versículo que dice cuando digan paz y seguridad vendrá el fin. No apunta a una tercera guerra mundial, en las profecías nada apunta a una tercera guerra mundial si no a un nuevo orden que proclamara una supuesta paz. Este nuevo orden se va a airar contra aquellos que no quieran unirse a ellos decretando la muerte para estos ya que los juicios que caerán van a ser supuestamente por culpa de los que no se unen… hrno tengo tan solo 2 años en la fe me gusta estudiar profecías y puedo llegar a estar equivocado pero me surgió esa duda y quería compartirla con usted. Muchas bendiciones!!

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado hermano Carlos! Muchas gracias por su precioso comentario y su buena pregunta. Su razonamiento hace bastante sentido. Pero veamos el contexto completo: “… cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.” 1 Tes. 5:3. Fíjese, no dice que “cuando digan paz y seguridad, entonces vendrá el fin”, sino que “cuando digan paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina”. Es cierto que inicialmente la gran Babilonia se unirá para hará guerra contra los obedientes hijos de Dios durante la persecución final. Ap. 12:17; 13:15-17; 16:13, 14; 17:12-14; 19:18-20. Pero llegará el momento cuando se darán cuenta que han sido engañados por el falso sistema religioso y espiritual de la gran “Babilonia” del fin. Y entonces, cuando se den cuenta de que se perdieron, se desencadenará su ira contra el misma sistema Babilónico del cual formaban parte. Será espantoso. Vea Apocalipsis 17:16. Que Dios le bendiga abundantemente!

      1. Carlos Mendoza

        Gracias por su respuesta! Me surgió una duda mas respecto a este ultimo evento en la tierra… ¿las naciones se levantan contra Babilonia antes de las 7 plagas? Bendiciones!!

        1. Enrique Rosenthal

          Estimado Carlos! La profecía nos muestra que hasta cierto momento durante las siete plagas postreras todavía estarán unidos. El enemigo común (los mandamientos de Dios y el testimonio de Jesucristo) los mantendrá unidos en su lucha contra el remanente hasta casi al final de las plagas. Vea Apocalipsis 16:13, 14, 16, 19. Que Dios le bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 .

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Boletín profético

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.