«

»

Cerca de 400 líderes católicos y evangélicos promulgaron un llamado de semana santa para poner fin a la pena de muerte

Cerca-de-400-lideres-catolicos-y-evangelicos-promulgaron-un-llamado-un-llamado-de-semana-santa-para-poner-fin-a-la-pena-de-muerte31.03.2015 / Escrito por Michael McGovern / Al comenzar los cristianos una semana en conmemoración de la tortura, el sufrimiento y la ejecución de Jesús, prominentes líderes católicos y evangélicos están instando a los funcionarios públicos para poner fin al uso de la pena capital. «Todos los que reverencian la santidad de la vida humana, creada a la imagen de Dios, nunca deben permanecer en silencio cuando los escuadrones de fusilamiento, inyecciones letales, sillas eléctricas y otros instrumentos de la muerte son vistos como moralmente aceptables«, cerca de 400 teólogos católicos, mujeres religiosas, líderes evangélicos cristianos y defensores de la justicia social, fundados en la fe escriben en un comunicado publicado hoy. «Instamos a los gobernadores, fiscales, jueces y cualquier persona que se le haya dado poder, hacer todo lo posible para poner fin a una práctica que disminuye nuestra humanidad y contribuye a una cultura de violencia y venganza sin restauración.»

Los signatarios de la declaración incluyen dos ex presidentes de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos; varios presidentes de universidades Católicas; Miguel Díaz, un ex embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede; la Hermana Helen Prejean, una prominente activista anti-pena de muerte; La hermana Simone Campbell, de la red: Un Lobby Católico de la Justicia Social; Reverendo Jim Wallis de Sojourners; Shane Claiborne, Cristianos Carta Roja / La Manera Sencilla; David Gushee, un especialista en ética evangélica de la Universidad de Mercer; Rev. Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica; Lynne Hybels, autor evangélico y activista; y el Dr. Bill Coates, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Gainesville, la iglesia a la que asistió el gobernador de Georgia Nathan Deal.

El empuje de la Semana Santa llega en un momento en el que un conjunto de diversos líderes religiosos hablan en contra de la pena de muerte y varios casos de alto perfil han llamado la atención nacional. El Papa Francisco ha planteado la cuestión de la pena de muerte en varias ocasiones en los últimos días, llamando la práctica “cruel, inhumana y degradante.” En reflexiones litúrgicas para ser utilizadas por el Papa durante la meditaciones del Viernes Santo esta semana en el Coliseo en Roma – El servicio anual el Camino de la Cruz que se centra en la tortura y la crucifixión de Cristo – el Papa leerá: «Cuando, la pena de muerte, que se practica en muchos estados, sera abolida?»

El viernes pasado, la Coalición Latina Evangélica Nacional se convirtió en la primera asociación nacional de las congregaciones evangélicas en emitir una convocatoria para que se derogue la pena de muerte. La coalición está instando a sus congregaciones de 3.000 miembros a apoyar los esfuerzos para poner fin a la pena capital en los estados de todo el país. En una declaración del 17 de marzo, los obispos católicos de Nebraska instan a apoyar los «esfuerzos legislativos para derogar la pena de muerte y reformar nuestro sistema de justicia penal.» El mes pasado, cuatro publicaciones Católicas destacadas tanto en los círculos liberales y conservadores  – El National Catholic Reporter, el National Catholic Register, Nuestra revista Sunday Visitor y América magazine – emitieron un editorial conjunto para pedir el fin de la pena de muerte. Más de 430 líderes religiosos, entre ellos el arzobispo Joseph F. Naumann de Kansas City, enviaron una carta el 11 de febrero a los legisladores de Kansas llamando a poner fin a la pena capital.

El gobernador de Utah firmó recientemente un proyecto de ley que trae de vuelta los escuadrones de fusilamiento como una opción para las ejecuciones. En Georgia, cientos de clérigos y otros líderes religiosos han pedido al Estado para conmutar la pena de muerte de Kelly Gissendaner, una cristiana y estudiante de teología. El 17 de marzo, Missouri ejecuto a un hombre que le faltaba el veinte por ciento del lóbulo frontal de su cerebro. La primavera pasada, la ejecución fallida de un recluso de Oklahoma atrajo el escrutinio de los procedimientos de la inyección letal. En abril, la Corte Suprema de Estados Unidos escuchará un caso que decidirá la constitucionalidad de los protocolos de la inyección letal en Oklahoma.

El texto completo de la carta se incluye a continuación, y la lista de signatarios se puede encontrar aquí.

Como cristianos preparándonos para los días santos del sufrimiento y la muerte de Cristo en la cruz, hablamos con renovada urgencia en contra de la pena de muerte. Tortura y ejecución es siempre un mal profundo, Un hecho aún más aberrante cuando es sancionado por el gobierno en nombre de la justicia, cuando se dispone de otros medios para proteger a la sociedad. Todos los que respeten la santidad de la vida humana, creada a imagen de Dios, no deben permanecer en silencio cuando los escuadrones de fusilamiento, inyecciones letales, sillas eléctricas y otros instrumentos de la muerte son vistos como moralmente aceptables.

Instamos a gobernadores, fiscales, jueces y cualquier persona a la que se le ha confiado el poder de hacer todo lo que puedan para poner fin a una práctica que disminuye nuestra humanidad y contribuye a una cultura de violencia y venganza sin restauración. En especial, les pedimos a los funcionarios públicos que son cristianos a unirse con nosotros en la solidaridad de la oración esta semana mientras meditamos sobre las heridas de la injusticia que enferman nuestra sociedad. En muchos sentidos, la pena capital es el fruto podrido de una cultura que se siembra con las semillas de la pobreza, la desigualdad, el racismo y la indiferencia a la vida. Silenciamos nuestros corazones en oración por los muertos y las familias que lloran su pérdida. Nunca podremos saber su dolor y enojo. Trabajemos juntos por la sanidad, la justicia restaurativa y un sistema que castigue a los criminales sin traer más oscuridad y muerte en nuestro mundo. Como el Papa Francisco nos ha recordado, la pena capital es «cruel, inhumana y degradante» y «no hace justicia a las víctimas, y sólo fomenta la venganza.»

Sigue siendo una realidad vergonzosa que Estados Unidos una de las pocas naciones desarrolladas del mundo que todavía ejecuta a sus ciudadanos. La semana pasada, el gobernador de Utah firmó un proyecto de ley que traerá de vuelta los escuadrones de fusilamiento. Missouri ejecuto recientemente a un prisionero con daño cerebral severo. En Georgia, cientos de clérigos y otros líderes religiosos han pedido al Estado para conmutar la pena de muerte de Kelly Gissendaner – cristiana y estudiante de teología – a de por vida sin libertad condicional. Varias ejecuciones fallidas en los últimos años han quitado el velo de esta práctica inhumana e ineficaz. Nos sentimos alentados por el sondeo que muestra a los estadounidenses oponiéndose cada vez más a la pena de muerte. Ahora es un momento crítico. La Corte Suprema de Estados Unidos anunció recientemente que tomaría la apelación de un recluso del corredor de la muerte en Florida desafiando el procedimiento de la pena capital del estado, que permite que los reclusos sean ejecutados incluso cuando el jurado no es unánime. En abril, la Corte Suprema de Estados Unidos escuchará un caso que decidirá la constitucionalidad de los protocolos de la inyección letal en Oklahoma.

En esta temporada sagrada de sufrimiento, muerte y nueva vida, oramos para que nuestro simple testimonio Cristiano se reciba con corazón abierto.

Fuente: http://www.faithinpubliclife.org/newsroom/press/nearly-400-catholic-evangelical-leaders-issue-holy-week-call-end-death-penalty/

Artículo traducido por Abel Rodriguez

Mas información

30.11.2011 / El Papa Benedicto XVI pide abolir pena de muerte en todo el mundo «… en el mundo aún 58 países mantienen la pena de muerte, entre ellos China; India y otros países asiáticos, varios de África y los países árabes.»

23.10.2012 / Experto de la ONU afirma que la pena de muerte es tortura. El relator especial de la ONU sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes señaló… que la pena de muerte viola la prohibición absoluta a ese tipo de tratos y sobre esa base propuso su abolición mundial.

14.06.2013 / El Papa Francisco aboga por abolición mundial de la pena de muerte El papa Francisco… reiteró el empeño de la Santa Sede por «la abolición de la pena capital» como parte de su defensa de la dignidad de la vida humana, y como «una valerosa reafirmación de la convicción que la humanidad puede enfrentarse con éxito a la criminalidad» sin necesidad de recurrir a la supresión de la vida…

10.10.2014 / Ban: la Pena de muerte no tiene cabida en el siglo 21. “La pena de muerte no tiene cabida en el siglo 21 y debe ser abolida”, afirmó… el Secretario General de la ONU. Ban Ki-moon emitió un mensaje en ocasión del Día Mundial contra la Pena de Muerte, que se observa cada 10 de octubre. Afirmó que esa sanción no disuade más crímenes que otros castigos y que su abolición contribuye al respeto de los derechos humanos. Consideró que para una persona, quitar la vida a otra es un hecho demasiado irreversible, y que hay que seguir arguyendo con firmeza que ese castigo es injusto e incompatible con las garantías fundamentales. Ban urgió a los líderes de los Estados donde todavía se aplica esa sanción a conmutarla y declarar una moratoria sobre las ejecuciones. Agregó que la ONU seguirá trabajando para poner fin a este cruel castigo. Se estima que más de dos tercios de los países del mundo han abolido la pena de muerte en su legislación o en la práctica.

23.10.2014 / Papa Francisco: La pena de muerte es inadmisible para un cristiano El Papa Francisco condenó las ejecuciones extrajudiciales y la pena de muerte -medida incluso usada por regímenes totalitarios para suprimir a la disidencia y perseguir a las minorías-, y afirmó que el respeto a la dignidad humana debe ser el límite a cualquier arbitrariedad y exceso por parte de los agentes del Estado. En su discurso el Santo Padre reafirmó la condena absoluta de la pena de muerte, que para un cristiano es inadmisible; así como las llamadas »ejecuciones extrajudiciales», es decir los homicidios cometidos deliberadamente por algunos estados o sus agentes y presentados como consecuencia indeseada del uso razonable, necesario y proporcional de la fuerza para aplicar la ley. Francisco señaló que los argumentos contra la pena de muerte son conocidos. La Iglesia –indicó-, ha mencionado algunos, como la posibilidad del error judicial y el uso que le dan los regímenes totalitarios como »instrumento de supresión de la disidencia política o de persecución de las minorías religiosas o culturales»… El Santo Padre también condenó la tortura y advirtió que la misma doctrina penal tiene una importante responsabilidad en esto por haber permitido, en ciertos casos, la legitimación de la tortura en determinadas condiciones, abriendo el camino para abusos posteriores.

20.03.2015 / ¿Por qué el Papa Francisco dice que la pena de muerte es inadmisible? “… hoy en día la pena de muerte es inadmisible, por cuanto grave haya sido el delito del condenado. Es una ofensa a la inviolabilidad de la vida y a la dignidad de la persona humana que contradice el designio de Dios sobre el hombre y la sociedad y su justicia misericordiosa, e impide cumplir con cualquier finalidad justa de las penas. No hace justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza… Para un Estado de derecho, la pena de muerte representa un fracaso, porque lo obliga a matar en nombre de la justicia. Nunca se alcanzará la justicia dando muerte a un ser humano”. El Papa afirma asimismo que “con la aplicación de la pena capital, se le niega al condenado la posibilidad de la reparación o enmienda del daño causado; la posibilidad de la confesión, por la que el hombre expresa su conversión interior; y de la contrición, pórtico del arrepentimiento y de la expiación, para llegar al encuentro con el amor misericordioso y sanador de Dios”.

09.03.2015 / Santa Sede ante la ONU alienta a abolir la pena de muerte El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, Mons. Silvano Tomasi, volvió a pedir “una moratoria global sobre el uso de la pena de muerte” en el marco de la 28ª reunión del Consejo de los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. El Prelado citó las afirmaciones en este sentido de San Juan Pablo II en la encíclica “Evangelium vitae” para recordar que es cada vez más evidente que hay otros medios que no son la pena de muerte “para defender las vidas humanas del agresor y para proteger el orden público y la seguridad”. Asimismo, señaló que el Papa Francisco advirtió en una oportunidad sobre “la posibilidad de la existencia del error judicial y el uso que hacen de él los regímenes totalitarios y dictatoriales, como instrumento de supresión de la disidencia política o de persecución de las minorías religiosas y culturales”.

24.09.2015 / El papa Francisco pide a la comunidad internacional abolir pena de muerte Durante el hito histórico que supone su intervención ante el Congreso de EE.UU., el papa Francisco exhortó a la comunidad mundial a abolir la pena capital. Al hablar este jueves ante el Congreso estadounidense, país en donde varios presos esperan su ejecución, el papa Francisco solicitó a Estados Unidos que suprima la pena capital. “Siempre pediré la abolición de la pena de muerte”, recordó Su Santidad, quien animó “a todo el que esté convencido de que es un castigo justo y necesario” a que jamás excluya “la esperanza y la meta de la rehabilitación”.

Los Estados Unidos siguen siendo una nación con pena de muerte en vigencia, aunque algunos Estados ya suprimieron ese castigo. He aquí algunas informaciones recientes al respecto:

19.12.2014 / Las ejecuciones en EE.UU. se reducen pero continúan siendo inhumanas

23.03.2015 / Utah se convierte en el primer estado en EE.UU. que aprueba el pelotón de fusilamiento

12.05.2015 / “¿Por qué seguimos ejecutando personas?”, cuestionan obispos ante pena de muerte en EEUU

28.05.2015 / EE.UU.: Nebraska suprime la pena de muerte

31.05.2015 / Los 10 países con más condenados a muerte

29.06.2015 / La Corte Suprema de EE.UU. apoya el uso de inyecciones letales de midazolam para la pena de muerte

13.08.2015 / La Corte Suprema de Connecticut prohíbe la pena de muerte por ser «inconstitucional»

Comentario: 

Actualmente hay 57 países en el mundo que mantienen la pena de muerte. Según cifras de marzo de 2015, 99 países han abolido la pena capital para todos los delitos. En 2014, al menos 22 países de todo el mundo llevaron a cabo ejecuciones. En 2014, al menos 2.466 personas fueron condenadas a muerte en el mundo: un 28 por ciento más que en 2013. Hay diferentes métodos para aplicar la pena de muerte que varían de país en país, como ser la silla eléctrica, el fusilamiento, la decapitación, la inyección letal, la horca, la lapidación, etc.

Muchas instituciones como la FIDH (la Federación Internacional para los Derechos Humanos) fundada en 1922, Amnestía Internacional (un movimiento global de más de 7 millones de personas) fundada en 1961, luchan por la abolición de la pena de muerte a nivel mundial. Actualmente se ha sumado también la Organización de las Naciones Unidas (la ONU), cuya Comisión de Derechos Humanos votó a mediados de noviembre del año 2011, con 99 votos a favor, 52 en contra y más de 30 abstenciones suspender las ejecuciones en todos los países del mundo. Felicitamos que también el Vaticano de Roma haya tomado en la actualidad una postura firme en contra de la pena de muerte. Aquella potencia religiosa que en el pasado ha sido la Institución por excelencia en practicar la pena de muerte durante siglos, no solo matando de esta manera literalmente a decenas de millones de personas sino también torturándolas de las maneras más inhumanas, como ser la hoguera, la rueda, la doncella de hierro, la tortuga, la cigüeña, el garrote vil, la sierra, el péndulo, el ahogamiento, y otras diversas maquinaciones diabólicas de tortura infernal, tras condenarlas a la muerte mediante sus tribunales de la «Santa Inquisición» medieval.

Desafortunadamente la pena de muerte se establecerá en un cercano futuro a nivel mundial mediante el «sistema religioso babilónico» que predicen las profecías de la Las Sagradas Escrituras para el fin del tiempo. El «rey del norte»  saldrá finalmente «con gran ira para destruir y matar a muchos». Daniel 11:44. Juan lo describe de esta manera: «Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús.» Ap. 12:17. La Biblia dice que «se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos… se les pusiera una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.» Ap. 13:15-17. Es así que finalmente «pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá… y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.» Ap. 17:14. Vea también Mateo 25:40; Hechos 26:14. Los mártires de esa tribulación final se encuentran descritos de esta manera: «… vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.» Ap. 20:4.

1 ping

  1. Daniel 11 – Versículos 44-45 (Tema 113) » Navegando del Pasado al Futuro.

    […] 52 en contra y más de 30 abstenciones suspender las ejecuciones en todos los países del mundo. Fuente. La pena capital en los Estados Unidos de América es aun legal en 31 de sus 50 estados, y a nivel […]

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.