«

»

El Ejército de Salvación Internacional llama al descanso dominical como acción frente al Cambio Climático

El-Ejercito-de-Salvacion-Internacional-llama-al-descanso-dominical-como-accion-frente-al-Cambio-ClimaticoUn llamado a la justicia climática – Anuncio 7 / (octubre 2015)

¿Qué exige el Señor de ti? La llamada a la justicia climática está profundamente arraigada en convicciones cristianas basadas en la Biblia. Las Escrituras proporcionan una gran cantidad de razones por las que los seguidores de Cristo simplemente no pueden ignorar esta crisis. Los siguientes puntos se han extraído de la Iniciativa Climática Evangélica, un grupo de líderes evangélicos de alto nivel en los Estados Unidos que están convencidos de que es hora de abordar seriamente el problema del calentamiento global.

Este es el mundo de Nuestro Padre. Los cristianos deben preocuparse por el cambio climático porque amamos a Dios el Creador y Jesús nuestro Señor, por quien y para quien se hizo la creación. Este es el mundo de Dios, y cualquier daño que hacemos al mundo de Dios es una ofensa contra Dios mismo (Génesis 1; Sal. 24; Col. 1:16).

Haga a uno de estos. Los cristianos deben preocuparse por el cambio climático porque estamos llamados a amar a nuestro prójimo, para hacer a los demás como nos gustaría que nos hicieran a nosotros, y para proteger y cuidar a los más pequeños de éstos, como si cada uno era el mismo Jesucristo (Mt. 22: 34-40; Mt. 7:12; Mt. 25: 31-46).

Mayordomo de la tierra. Cuando Dios hizo a la humanidad nos encargó a ejercer un gobierno sobre la tierra y sus criaturas. El cambio climático es la última prueba de nuestra incapacidad para ejercer un gobierno propio, y constituye una oportunidad crítica para nosotros hacerlo mejor (Génesis 1: 26-28). Se nos recuerda en Lucas 12:48 que, a quien mucho se da, mucho se le requiere.

Buscar la Justicia. Debemos reconocer que el cambio climático es un factor muy importante y sigue creciendo en muchos temas de la injusticia social: La pobreza, la seguridad alimentaria y del agua, nutrición, salud infantil, el empoderamiento de las mujeres, etc. Los seguidores de Cristo son llamados a hacer su justicia en el mundo. Eso significa enfrentar el cambio climático. (Zacarías 7: 9-10, Romanos 12: 15-18, Jeremías 22: 3, Isaías 1:17)

Lo que nosotros, la Iglesia, podemos hacer

Más allá de nuestras vidas como individuos, la iglesia también estamos llamados a la acción comunitaria por la justicia climática. Aquí hay algunas maneras:

Confiesa: El hecho es que todos nosotros como seres humanos hemos demostrado actitudes y estilos de vida que devalúan la creación. Todos hemos abusado de lo que nos dieron como mayordomo. Esto puede haber sido un mal que no estábamos ni siquiera conscientes. Aún así, estamos llamados a confesar humildemente, y resolver haciendo un cambio.

Participar: Comience conversaciones basadas en la Biblia dentro de su congregación local sobre el cuidado de la creación. Liderar un estudio bíblico en grupos pequeños o ser el anfitrión de un evento especial es una buena manera de iniciar la discusión.

Aprenda: Aproveche ISJC y otros recursos en línea para comenzar una conversación de la justicia social en su iglesia u hogar. Le recomendamos “Jesús y la justicia” como un recurso de estudio bíblico gratuito útil.

Oremos: Recuerde  en la oración a los más vulnerables a las consecuencias del cambio climático y los que no pueden hacerlas frente.

Informe: Invitar a oradores informados, ministros o autores a su iglesia para ayudar a crear conciencia sobre el cambio climático y fomentar la respuesta.

Guarda el sábado: Podría ser lo más radical que una iglesia puede hacer para el cuidado del medio ambiente, que se comprometan a guardar el sábado. Las escrituras hacen referencia constante a descansar y cuidar la tierra, así como por personas en el día de reposo. Pasar tiempo con familia y amigos y disfrutar de la naturaleza libre son un acto de resistencia a las presiones del materialismo y el consumismo.

Hacer en la iglesia auditoria de energía y de residuos: esto puede ser una excelente manera de fomentar la conciencia de la energía dentro de la iglesia y reducir su factura de utilidades y huella de carbono. Esta actividad brinda una buena oportunidad para la participación de los jóvenes.

Fuente: http://www1.salvationarmy.org/IHQ/www_ihq_isjc.nsf/vw-sublinks/442678BFBEEB1E72802578F80009CE61?openDocument

Fuente foto: http://www.fundacionkonex.com.ar/img_curriculums/7494b1a3fc505f885241ab18f9a15644db16.jpg

Artículo traducido por: Alexandro Valmaceda

Comentario: 

Una de las recomendaciones de la Iglesia del Ejército de Salvación para hacer frente al cambio climático es «guardar el sábado». El problema es que se refieren al domingo. Dice en su llamado que «podría ser lo más radical que una iglesia puede hacer para el cuidado del medio ambiente, que se comprometan a guardar el sábado. Las escrituras hacen referencia constante a descansar y cuidar la tierra, así como por personas en el día de reposo. Pasar tiempo con familia y amigos y disfrutar de la naturaleza libre son un acto de resistencia a las presiones del materialismo y el consumismo.»

Hace meses ya venimos diciendo que la encíclica papal respecto al “cambio climático” será utilizada de gran manera en favor de la ley dominical. Y no fue solo el obispo de Roma quien hizo la conexión entre el descanso dominical y la lucha contra el cambio climático, sino ahora tenemos otras grandes instituciones cristianas y líderes religiosos llevando a las personas a “guardar el sábado” (¡que para ellos es domingo!) con el propósito de “ayudar al medio ambiente”. La «marca de la bestia», es decir la ley dominical, se está acercando. Estudie los temas 44 al 48 de mi seminario.

2 pings

  1. Domingo lento: La solución simple al calentamiento global » Navegando del Pasado al Futuro.

    […] en su reciente encíclica “Laudato Si“, auplaudida y aceptada por el mundo entero. Luego el Ejército de Salvación llamó al descanso dominical como acción frente al cambio climático. Estudie los temas 42 al 48 de mi seminario para entender lo que está ocurriendo y lo que […]

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.