«

»

«El Estado Islámico podría haberse evitado, si no hubiera sido fomentado deliberadamente»

El-Estado-Islamico-podria-haberse-evitado-si-no-hubiera-sido-fomentado-deliberadamente25.07.2015 / EE.UU. podría haber impedido el surgimiento del Estado Islámico, pero hizo todo lo contrario, ya que un desarrollo pacífico de Irak era visto por Washington como una amenaza directa a la continuación de su dominación, asegura el politólogo Dan Glazebrook. El experto relaciona el ascenso del grupo terrorista con una campaña contra China. «En una entrevista a Fox News a principios de esta semana, el jefe del Estado Mayor del Ejército estadounidense, general Ray Odierno, dijo que EE.UU. podría haber impedido el surgimiento del Estado Islámico«, recuerda el analista. En su opinión, Odierno tiene toda la razón, pero, mientras que el general cree que el levantamiento del grupo terrorista fue provocado por una falta de intervención militar por parte de EE.UU., la verdad es «precisamente lo contrario». «Odierno habla como si el único objetivo de los militares de EE.UU. fuera ayudar a los países del tercer mundo empobrecidos y devastados por la guerra a desarrollarse en paz», mientras que «nada podría estar más lejos de la realidad», opina Glazebrook. Según el politólogo, el objetivo final de EE.UU. «no es preservar la paz y la estabilidad, sino su dominación global». Aunque «hubo un momento en que había una cierta convergencia de estos objetivos», en 2011 ese ya no era el caso. «Estados estables de cualquier orientación ideológica eran vistos cada vez más como una amenaza a la continuación de la dominación de EE.UU.», explica el experto, agregando que «nada podría ilustrarlo mejor que el caso de Irak después de la invasión de EE.UU.». 

Un Irak desestabilizado, parte de la estrategia contra China. En este sentido, el autor del artículo recuerda un informe publicado hace unos años por el centro de estudios estadounidense Fundación Jamestown, que destacaba la creciente cooperación de China e Irak en el campo del petróleo. El informe describía cómo China se había convertido en el principal ganador de los contratos petroleros bajo el nuevo Gobierno iraquí, y «había ayudado a restaurar la maltrecha industria de nuevo a impresionantes niveles de producción». «Entonces, el gradual resurgimiento de la economía iraquí no estaba beneficiando a EE.UU., sino más bien al rival estratégico número uno de EE.UU., China», señala el politólogo. Es más, prosigue, la creciente cooperación china-iraquí no era exclusivamente económica. El informe de Jamestown hablaba de la posibilidad de «una asociación estratégica a largo plazo». «El desarrollo pacífico de Irak, en este contexto, estaba demostrando ser una amenaza directa a la continuación de la dominación estadounidense», escribe el experto, añadiendo que «este es el contexto en el que tiene que ser visto el ascenso del Estado Islámico». A su juicio, «un Irak estable, capaz de desarrollar su infraestructura petrolera en paz, no solo era innecesario para el proyecto estadounidense de dominación global, sino, en realidad, era la antítesis de ella». Según Glazebrook, es por eso que EE.UU. se involucró tanto en la política de la región, desatando una nueva ola de violencia en toda la zona de Oriente Medio-Norte de África, tanto a través de su guerra relámpago de siete meses contra Libia, como a través de su «patrocinio abierto de una insurgencia sectaria viciosa en Siria», todo lo cual tuvo consecuencias previsibles para Irak. Lejos de «retirarse» de Irak, EE.UU. simplemente ha pasado de utilizar a sus propios soldados para alcanzar sus objetivos estratégicos a la formación y financiación de escuadrones de la muerte ‘yihadistas’ sectarios para que hagan lo mismo. En realidad, la desestabilización de Irak fue parte integrante de la lucha de Washington contra China, concluye el analista.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/181099-estado-islamico-eeuu-china-irak

Fuente foto: Stringer / Reuters

17.07.2015 / Ex alto cargo del Pentágono: «Cuantas más bombas tiramos, más guerra creamos». El exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU., Michael Flynn, declaró que los drones norteamericanos más bien «alimentan» los conflictos antes que resolverlos, mientras que Washington tiene «responsabilidad» por el ascenso del Estado Islámico en Oriente Medio. «Una bomba que se tira desde un dron, causa más daño que cosas buenas», afirmó el exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa del Pentágono, Michael Flynn, quien fue el encargado del programa norteamericano de aeronaves no tripuladas en países como Yemen y Somalia. En su entrevista para la cadena Al Jazeerael general retirado declaró también que está de acuerdo con la opinión de que los ataques con drones ‘crean’ más terroristas que los que matan. «Cuantas más armas entregamos, más bombas tiramos… más alimentamos el conflicto», sostuvo. Por otra parte, Flynn reconoció el papel que tuvo la invasión y ocupación de Irak para el ascenso del Estado Islámico en la región. «Definitivamente echamos leña al fuego. Entrar en Irak fue un error estratégico», dijo el militar y explicó que… en el país árabe en el periodo posterior a la invasión radicalizó «absolutamente» a los iraquíes, que luego se unieron a Al Qaeda y al EI. «Seremos responsables durante muchos años», agregó. Al mismo tiempo, Flynn comentó por primera vez un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa del año 2012, filtrado recientemente, que aquel año fue presentado ante Barack Obama y afirmaba que «los salafistas, los Hermanos Musulmanes y Al Qaeda son las principales fuerzas que impulsan la insurgencia en Siria». «Obama no escuchó nuestras advertencias. Creo que fue una decisión deliberada», concluyó.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/180349-pentagono-tirar-bombas-crear-guerras

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.