«

»

En la puja climática, Obama mira fijamente la fusión del glaciar en Alaska

En-la-puja-climatica-Obama-mira-fijamente-la-fusion-del-glaciar-en-Alaska02.09.2015 / SEWARD, Alaska (AP) / El presidente Barack Obama se quedó mirando un glaciar que se derrite en Alaska el martes, haciendo un uso dramático de su púlpito presidencial para hacer sonar la alarma sobre el cambio climático. Desde la distancia, el glaciar Exit aparece como un río de blanco y azul que fluye a través de las montañas hacia el terreno más bajo. En verdad, sucede justo lo contrario. La cuña de 2 millas de largo de hielo sólido ha estado retrocediendo a un ritmo cada vez más rápido en los últimos años – más de 800 pies desde el año 2008, según muestra el seguimiento por satélite. «Esto es una señal de lo que estamos enfrentando en lo que se refiere al cambio climático», dijo Obama con el icónico glaciar a su espalda. Obama caminó hasta el glaciar en una excursión cuidadosamente coreografiada, con el objetivo de llamar la atención sobre las masneras en que él dice que la actividad humana está degradando las apreciadas maravillas naturales. La visita al Parque Nacional de los Fiordos de Kenai, que alberga al famoso Glaciar Exit, formó el ápice de la gira de tres días de Obama por Alaska, su campaña más sistemática hasta la fecha sobre el cambio climático.

El presidente, vestido a causa de los elementos con una pesada chaqueta y gafas de sol, observa como los postes indicadores a lo largo de la caminata registraron hasta donde llegaba el glaciar con anterioridad, pero ahora sólo queda tierra seca. «Queremos asegurarnos de que nuestros nietos puedan ver esto», dijo Obama, describiendo el glaciar como «espectacular».
En otra fotografía producto de la composición publicitaria presidencial que rebosa potencial teatral, Obama se puso de pie en la proa de un barco de turismo en la Resurrección Bay en la península de Kenai de Alaska, la mirada fija en las aguas serenas, con vistas de las montañas exuberantes en ambas direcciones. Fotógrafos y periodistas que viajaban con el presidente fueron llevados junto a él en un barco diferente para capturar el momento en vivos colores. Avistados en su viaje: una ballena jorobada, y los leones marinos «arrancados» de una roca que sobresale de las aguas agitadas.
Obama cuenta con el paisaje exquisito aunque en deterioro de Alaska para provocar una sensación de urgencia a su llamado a la acción sobre el cambio climático. Abrió su viaje el lunes con un discurso que pinta un escenario apocalíptico para el mundo excepto que se implementen medidas urgentes de restricción para reducir las emisiones: naciones enteras sumergidas bajo el agua, ciudades abandonadas y refugiados que huyen en masa a medida que el conflicto estalla en todo el mundo. El glaciar Exit ha estado retrocediendo durante décadas a un ritmo alarmante de 43 pies al año, de acuerdo con el Servicio Nacional de Parques, que ha estado vigilando su retirada durante décadas utilizando la fotografía y, más recientemente, por satélite.
Los glaciares menguan y corren debido a las fluctuaciones normales en el clima, e incluso sin la actividad humana el glaciar Exit se retraería. Pero el ritmo de su retirada se ha acelerado gracias a gases de efecto invernadero que atrapan el calor, a los que se culpa por el calentamiento global, dijo Deborah Kurtz del Servicio de Parques. «El clima es el principal motor para el retroceso de los glaciares y la pérdida de hielo», dijo Kurtz.
El viaje del presidente tuvo más mensajes visuales que palabras, con la Casa Blanca poniendo especial énfasis en tratar de hacer llegar su mensaje a un público que no sigue las noticias a través de medios tradicionales. Para ello, Obama grabó un episodio del reality show de NBC «Running Wild con Bear Grylls,» poner sus habilidades de supervivencia a prueba en el parque nacional.
La primera visión que Obama tuvo en su viaje de un glaciar llegó cuando el Marine One lo llevó a unos 45 minutos al sur de Anchorage a pequeña Seward. Mientras volaba sobre picos nevados y bosques extensos, surgió la capa de hielo, serpenteando su camino a través de las montañas hacia un lago con tintes verdosos. Su itinerario incluye también la primera visita presidencial a la Alaska Artic, la cual llega en medio de preocupaciones de que los EE.UU. haya cedido influencia a Rusia en las estratégicas aguas árticas. El derretimiento del hielo del mar ha estado abriendo camino a rutas de transporte que no existían antes, pero los EE.UU. sólo tiene dos rompehielos en funciones, en comparación con los 40 de la flota de Rusia – con otros 11 en camino.
Al llegar a la excursión en barco, Obama dijo que estaba pidiendo al Congreso que acelere la construcción de un rompehielos y planes para aún otros más. Sin embargo, se ofreció pocos detalles acerca de tiempos previstos o costos, y la Casa Blanca se negó a dar detalles. «Estos rompehielos son un ejemplo de algo que en lo que debemos ocuparnos ahora», dijo Obama. «Ellos no pueden esperar.»
Aunque el viaje de Obama no ha conllevado nuevas recetas políticas o esfuerzos federales para frenar el calentamiento global, Obama ha dicho que los EE.UU. está haciendo su parte al comprometerse a reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta un 28 por ciento en la próxima década. Obama fijó ese objetivo como el compromiso de Estados Unidos para un tratado climático global pendiente el cual Obama espera que sea una piedra angular de su legado ambiental.
A pesar de sus esfuerzos, los EE.UU. no es un ejemplo brillante cuando se trata de gases de efecto invernadero. Cada estadounidense emite más del doble de dióxido de carbono que un chino y 10 veces más que alguien de la India, según muestran las cifras del Departamento de Energía. China, los EE.UU. y la India son los tres principales contaminantes del mundo.

Fuente: http://news.yahoo.com/obama-paints-doomsday-scene-global-warming-alaska-071218589–politics.html

Fuente foto: (AP Photo/Andrew Harnik)

Comentario:

El gobierno de los Estados Unidos se ha comprometido firmemente con el plan de reducir las emisiones de dióxido de carbono, junto con su aliado el Vaticano y las Naciones Unidas, ¡cuando las emisiones de dióxido de carbono no tienen absolutamente nada que ver con el calentamiento global! Es pura propaganda para llevar adelante sus agendas geopolíticas. Vea el documental acerca de «La gran mentira acerca del calentamiento global».

 

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.