«

»

En noviembre se estrenará la nueva película de Mel Gibson titulada «Hacksaw Ridge»

Pronto-se-estrenara-la-nueva-pelicula-de-Mel-Gibson-titulada-Hacksaw-Ridge01.07.2016 / Lionsgate ha presentado su afiche oficial para la nueva obra cinematográfica del director de cine Mel Gibson titulada «Hacksaw Ridge». Se trata de una verdadera historia que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial. La película relata la historia del soldado Demond Doss, que fue el primer objetor de conciencia que se negó a portar armas, en recibir la Medalla de Honor del congreso de los Estados Unidos de América y quien salvó personalmente la vida de 75 personas. Mel Gibson habló recientemente acerca de la película y acerca de Doss diciendo a iF Magazine:

«El fue el primer objetor de conciencia que recibió una Medalla de Honor. El nunca disparó un arma. El fue criticado por sus compañeros. El ejército trató todo de botarlo afuera. Pero el se mantuvo firme porque quería servir como médico de combate en el peor lugar en la tierra. Okinawa era un baño de sangre. Tuvo el mayor número de víctimas en el Pacífico. Y cuando nadie más se animaba a salir, el salió y salvó la vida de 75 personas en una noche, una tras otra, bajo fuego enemigo. Y lo volvió a hacer una y otra vez en lugares como las Filipinas y Guam. La mayoría de los que ganan una Medalla de Honor realizan una acción muy heroica en un instante. Pero el lo hizo una y otra vez a lo largo de meses. El realmente no se preocupó por su propia vida. Su lema fue que había tanta matanza sucediendo a su alrededor, que el debía hacer algo en la dirección opuesta.»

 

Fuente: http://www.darkhorizons.com/news/43888/first-poster-mel-gibson-s-hacksaw-ridge (Fuente foto: mismo sitio)

Comentario: 

El director de cine Mel Gibson comentó acerca del personaje Desmond Doss de su nueva película, lo siguiente: «El fue el primer objetor de conciencia que recibió una Medalla de Honor. El nunca disparó un arma. El fue criticado por sus compañeros. El ejército trató todo de botarlo afuera. Pero el se mantuvo firme porque quería servir como médico de combate en el peor lugar en la tierra. Okinawa era un baño de sangre. Tuvo el mayor número de víctimas en el Pacífico. Y cuando nadie más se animaba a salir, el salió y salvó la vida de 75 personas en una noche, una tras otra, bajo fuego enemigo. Y lo volvió a hacer una y otra vez en lugares como las Filipinas y Guam. La mayoría de los que ganan una Medalla de Honor realizan una acción muy heroica en un instante. Pero el lo hizo una y otra vez a lo largo de meses. El realmente no se preocupó por su propia vida. Su lema fue que había tanta matanza sucediendo a su alrededor, que el debía hacer algo en la dirección opuesta.»

Acerca de Desmond Doss hemos hablado estudiando el tema 11 de mi seminario.

Desmond Doss era un cristiano (Adventista del Séptimo Día) que guardó los 10 mandamientos de Dios y reposaba en su santo día de reposo, orando y estudiando la Palabra de Dios. En la segunda guerra mundial se alistó en las filas de los americanos como enfermero (camillero) para ayudar a los heridos en la lucha contra la tiranía. El podía ir a la guerra para salvar a los heridos pero sin arma porque nunca mataría a un hombre. Cuando se arrodilló para orar antes de dormir, sus compañeros le arrojaron sus duras botas, burlándose de su fe. Fue llevado con su unidad a la isla japonesa de Okinawa. El 5 de mayo de 1945 tuvieron que realizar una ofensiva para tomar una colina estratégica en esa isla. De su unidad solo quedaban 200 hombres y él era el único camillero con vida. Los japoneses hicieron su contraataque deseando tomar el mismo lugar clave y se instalaron antes que los americanos. Cuando Desmond Doss llegó con su unidad hubo un enfrentamiento terrible y salvaje. En pocos minutos sufrieron unas cien bajas, y los 55 hombres que todavía estaban en condiciones de moverse descendieron para ponerse a cubierto. Solo Doss permanecía en su puesto. Comenzó a buscar y rescatar a los heridos. En forma casi increíble ayudó a 75 hombres a encontrar refugio ese día. Tardó varias horas en las cuales se encontró en medio del fuego cruzado de rifles, ametralladoras, morteros y salvas de artillería.

Un batallón enemigo, compuesto por centenares de hombres, trató durante horas es día de dar muerte a un solo ferviente cristiano, y no lograron ni siquiera herirlo.

Doss atribuye esta maravillosa salvación a la promesa de Dios que encontramos en Salmos 91:1, 2:

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo al Señor mi Dios: Esperanza mía, y castillo mío. Mi Dios, en quién confiaré.”

Desmond DossDesmond Doss era el único cristiano no combatiente de la Segunda Guerra Mundial que haya recibido la Medalla de Honor del Congreso, la más alta condecoración militar conferida por los Estados Unidos.

Solo días después, en un ataque sorpresivo nocturno, Doss fue gravemente herido en ambas piernas por una granada de mano. Sufrió por años. Desmond Doss sabe perfectamente cuál es el significado del “y si no lo hace” de las Escrituras. También sabe que Dios todavía puede librar a los que confían en él.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.