«

»

“Estamos ya en la Tercera Guerra Mundial”, Anat Berko, Miembro del Parlamento israelí

Estamos-ya-en-la-Tercera-Guerra-Mundial-Anat-Berko-Miembro-del-Parlamento-israeli14.05.2015 / ENTREVISTA EXCLUSIVA MAY SAMRA PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO /

La Dra. Anat Berko actualmente es miembro de la Knesset por parte del Likud, tiene un doctorado en Criminología de la Universidad Bar-Ilan. Ha dedicado gran parte de su vida profesional entrevistando a prisioneros de alta seguridad, conociendo así la mente del terrorista. Sus entrevistas se encuentran compiladas en su obra titulada “El Camino al Paraíso: El mundo interior de los terroristas suicidas y sus despachadores”.

Berko es miembro del Comité Israelí contra el Terrorismo, así como del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, que en el pasado asesoró a altos funcionarios del gobierno.

Luego de una distinguida carrera de 25 años en el ejército, donde alcanzó el grado de Teniente Coronel, Berko se retiró de las Fuerzas de Defensa de Israel en 2003.

El 28 de abril, la experta en terrorismo y amiga de Enlace Judío nos concedió una entrevista exclusiva desde su nueva oficina en la Knesset, pues se encuentra en el número 12 de la lista del Likud.

EJ: Cuéntanos sobre tu trabajo en las prisiones. ¿Qué aprendiste de él?

AB: Mi investigación se basa en entrevistas directas, frente a frente con terroristas, no lo leo en los libros. Sí, entrevisté al fundador de Hamas, el Jeque Ahmed Yassin. Durante muchos años me dediqué al estudio del terrorismo y aprendí a conocerlos. Ellos se dedican a la de-humanización y delegitimación del Estado de Israel y no hablan del país sino de los judíos.

Hay un dicho en árabe que dice: ¨Si empezamos el sábado, terminaremos el domingo¨. Hoy en día, lo que hicieron los árabes con los judíos lo repiten con los cristianos en todo el Medio Oriente. Por lo tanto, es importante tomar en cuenta que lo que nos pasa a los judíos sucederá en el resto del mundo.

Hoy no es políticamente correcto decir la verdad: Estamos en medio de la Tercera Guerra Mundial.

Incluso en la ceremonia que tuvo lugar en Armenia se habló de genocidio y terrorismo simultáneamente.

Tomen esto en cuenta: Si no se lucha contra el islam radical y se define claramente al enemigo, dejando afuera los términos políticamente correctos, no podrá combatirlo, librar esta guerra. Y ésta es una guerra. Ya estamos en la Tercera Guerra Mundial. Toma tiempo asimilarlo. Miren lo que sucede en el Medio Oriente. Lo que suceda en esta región, se extenderá a Europa y luego
al resto del mundo
. No hay manera de detenerlo, si no se lucha contra ello. Lo que no se detiene aquí, se detendrá dentro de los países desarrollados donde miles de millones de refugiados buscan ayuda.

EJ: ¿Consideras que el Primer Ministro Benjamín Netanyahu es responsable del deterioro en las relaciones entre Israel y Estados Unidos?

AB: Existe una gran colaboración entre Israel y EE.UU., este país es el mejor aliado de Israel en el mundo. Nosotros compartimos valores comunes. Siempre se habla de valores judeo-cristianos.

El Presidente Obama viene de la academia, no del mundo práctico. Tiene muchas ideas positivas y quizás buena voluntad para lograr la paz. Habla de esperanza. Pero esas palabras no cambian la realidad, ni la manera en que ésta es asimilada.

Debemos comprender que hay una diferencia entre lo que los países occidentales y las naciones árabes consideran adecuado. Por ejemplo, cuando derrocaron a Mubarak vinieron los Hermanos Musulmanes. ¿Acaso Mursi fue más democrático que Mubarak? Debemos entender este punto y que el islam radical utiliza a la democracia como un medio para tomar el poder y luego quema esa escalera, por lo que ya no es posible bajar. Entonces ¿dónde está la democracia?¿Acaso es un medio para llegar al poder e imponer una dictadura?

Debemos comprender que nosotros destacamos la racionalización, el pensamiento, muy diferente al esquema de valores de las personas en los países árabes o musulmanes. Un iraní piensa distinto al americano, así como un iraquí o libanés piensa diferente a un americano. Miren qué actitud tienen ellos hacia las mujeres, hacia los niños. Qué piensan sobre asesinatos de mujeres y niños en esos países, sobre decapitaciones, sobre quemar a personas vivas. El dilema para el Estado Islámico era acerca de la mejor manera de ejecutar al piloto jordano: si quemarlo vivo, asesinarlo o cortarle la cabeza.

Estamos hablando de una cultura de asesinatos y violencia, de la normalización de la maldad y del asesinato. Occidente no comprende esto y no lo llama por su nombre. Si Occidente no define claramente el problema, el problema llegará al umbral
de sus casas.

Esta guerra debe librarse: no ocurre lejos de sus fronteras, sino en sus propios países. Por lo tanto, las células terroristas que llevaron a cabo los ataques del 11 de septiembre vinieron de Hamburgo. Personas bien educadas, no muy religiosas. Ellos son los que realizaron el mega ataque terrorista en Estados Unidos. Por favor, abran los ojos, estamos en una guerra.

EJ: ¿Por qué elegiste el Likud?

AB: Quiero señalar que en el año 2000, cuando realizaba mi investigación de doctorado titulada: ¨La Infraestructura y el Juicio Moral de los Despachadores de Terroristas Suicidas¨ tuve la oportunidad de entrevistar a Benjamín Netanyahu. En ese entonces no desempeñaba un cargo oficial en Israel, tras su primera cadencia como primer ministro.

Lo interesante de esa entrevista es que Netanyahu me dijo hace 15 años que los regímenes árabes sufrirán un cambio debido a la influencia de la revolución informática, el Internet, la radiodifusión por satélite, las redes, la televisión. Dijo: las dictaduras a nuestro alrededor se derrumbarán. Él se preguntaba si esto iba a reforzar procesos democráticos o desatar un caos.

Benjamín Netanyahu visualizó lo que hoy llamamos la Primavera Árabe. Pienso que él tiene una visión más allá de lo inmediato, así como una profunda conciencia histórica y siente responsabilidad por el pueblo judío.

Les diré que yo personalmente entrevisté a terroristas durante 20 años, frente a frente en prisiones israelíes, mujeres y niños, despachadores de terroristas suicidas, dirigentes de Hamas: es obvio que existe una indocrinación y un deseo de destruir al Estado judío. Ellos no quieren un estado al lado de Israel (sino en su lugar). Pero nosotros seguiremos luchando por la paz y el
Primer Ministro reconoce la importancia de un acuerdo político para el Estado de Israel. Un acuerdo político que no debe de ser a cualquier precio y no a expensas de nuestra seguridad personal.

Yo tengo tres hijos. No tengo intenciones de poner la seguridad de mis hijos en manos del Primer Ministro de Hamas Ismail Aniyeh o en las de Abu Mazen (Mahmoud Abbas), sino sólo en manos de Benjamín Netanyahu, el Primer Ministro electo del Estado de Israel quien ganó las elecciones por una abrumadora mayoría. En los próximos años, él nos guiará hacia la seguridad, la paz, la prosperidad, y hacia el reconocimiento de las naciones del mundo de que Israel es un país único y como tal es necesario defenderlo.

EJ: ¿Cuáles son tus proyectos desde la Knesset?

Yo acepté el llamado del primer ministro para unirme al Likud ya que primeramente creo en los principios del partido y en mi capacidad de influir en la legislación contra el terrorismo, así como colaborar en temas relacionados con la educación de los niños. Los largos años de servicio militar aunados a mi conocimiento en el área del terrorismo, criminología y mi experiencia como
profesora en la academia, pueden contribuir a promover temas educativos, sociales y de seguridad. Mi deseo es dedicarme principalmente a las áreas de educación y seguridad en el marco de la Knesset.

EJ: Eres una de las 21 mujeres miembros de la Knesset. ¿Cómo te sientes como mujer? ¿Consideras que el gobierno debe estar integrado por más mujeres?

AB: Necesitamos más mujeres en puestos centrales. Creo que eso es muy importante. Yo he trabajado mucho toda mi vida. Serví 25 años en el ejercito. Imparto conferencias alrededor del mundo. Viajo mucho al extranjero.

El trabajo en la Knesset es muy intensivo si se toma en serio, desde la mañana hasta la noche. Pero puedo decirles que lo interesante es que mis hijos me dicen: ¨Mamá, ¿volviste a la época del ejercito? Nunca estás en la casa.¨

Por otro lado, ellos han crecido y cada uno tiene su mundo, sus estudios, su trabajo, sus ocupaciones y ahora es más sencillo que cuando estaba en ejército y tenía que preocuparme por tres niños pequeños. Mi madre me ayudó mucho en ese entonces, al igual que mi pareja, quien también sirvió muchos años en el ejercito. Así que hay un gran apoyo y entendimiento en casa. Por supuesto que
ahora mis hijos y mi pareja apoyan mi trabajo para el bien del pueblo de Israel.

 Su mensaje a la Comunidad Judía de México

Deseo felicitar a la cálida comunidad judía de México que ama a Israel, nos apoya. Nosotros necesitamos de su apoyo y amor.

¡Am Israel Jai! El pueblo de Israel vive siempre, por la eternidad. Independientemente de dónde nos encontramos, nuestro corazón se encuentra siempre aquí en el Estado de Israel, todos juntos.

Muchas gracias y felicidades por el Día de la Independencia, Yom Haatzmaut, aunque ya haya pasado. Les envío mis felicitaciones por el cumpleaños de nuestro Estado.

Piensen en lo que sigue: ¿Cuál es la diferencia (numérica) entre los asesinados en el Holocausto y los muertos en las guerras de Israel? Son cantidades gigantes, 6 millones frente a miles que murieron en las guerras. La diferencia radica en que en ese entonces no teníamos un Estado, se dio el Holocausto y hoy tenemos un Estado. Nosotros y nuestros hijos servimos en el ejercito, defendemos al Estado con cuerpo y alma. Es necesario defender a Israel desde adentro y desde afuera, con su apoyo.

Shalom, judíos de México. Muchas gracias. Los amamos.

Fuente: http://www.enlacejudio.com/2015/05/14/estamos-ya-en-la-tercera-guerra-mundial-entrevista-anat-berko-miembro-del-parlamento-israeli-parte-ii/

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.