«

»

Exempleado del Departamento de Estado: «EE.UU. derrocó gobiernos en 50 países»

Exempleado-del-Departamento-de-Estado-EE.UU.-derroco-gobiernos-en-50-paises07.10.2015 / El exempleado del Departamento de Estado de EE.UU., William Blum, en declaraciones que ha hecho en una rueda de prensa en Moscú, ha acusado a EE.UU. de haber derrocado gobiernos que le eran indeseables en todo el mundo. «Hasta el momento, EE.UU. ha derrocado gobiernos en 50 países, ha utilizado las torturas más que cualquier otro país del mundo», ha denunciado William Blum, exempleado del Departamento de Estado de EE.UU. en una rueda de prensa en Moscú, informa la emisora rusa Rússkaya Sluzhba Novostéi. «La situación en Siria es horrible», ha anunciado Blum señalando que en ese país de Oriente Medio el gobierno es laico y no religioso. Al mismo tiempo, uno de los ejemplos del impacto negativo de la intervención estadounidense ha sido Afganistán, «donde llegó EE.UU. y reemplazó el poder laico por el religioso». «El segundo gobierno laico derrocado por EE.UU. fue Irak», señaló Blum, añadiendo que posteriormente fue seguido por Libia. «Ahora le toca a Siria. ¿Qué pasa después del derrocamiento de los gobiernos laicos? Viene el EI«, ha advertido el exempleado del Departamento de Estado. Hablando de la política estadounidense, Blum ha indicado que el conflicto armado en Ucrania también comenzó después de que EE.UU. derrocara al gobierno legítimo. 

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/187889-eeuu-derrocar-gobiernos-paises

Fuente foto: RIA NOVOSTI

Comentario:

«Hasta el momento, EE.UU. ha derrocado gobiernos en 50 países, ha utilizado las torturas más que cualquier otro país del mundo», ha denunciado William Blum, exempleado del Departamento de Estado de EE.UU. Aún más preocupante es que los Estados Unidos son responsables de derrocar varios gobiernos laicos de países musulmanes para reemplazarlos por gobiernos religiosos islámicos. Esa fue la situación primero en Afganistán, luego en Irak, seguido por Libia. Y «ahora le toca a Siria. ¿Qué pasa después del derrocamiento de los gobiernos laicos? Viene el Estado Islámico», dice el exempleado del del Departamento de Estado de EE.UU., William Blum.

Todo esto da mucho a pensar en el contexto del «tiempo del fin» en el que nos toca vivir. Ahora los Estados Unidos, cuya mutación de «cordero» a «dragón» está por terminar, están desestabilizando el mundo, para sus propios intereses geopolíticos mundiales, pues no desean perder el estatus de «única superpotencia mundial». Como potencia (hablando del gobierno de esa nación y las élites que controlan por detrás) hacen todo para someter al mundo a su voluntad, sin importar la destrucción de millones de vidas y de países enteros, provocando en este momento la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. De esta manera los EE.UU. logran desestabilizar también a Europa, que como ficha en su jugada mundial, necesita someterse más a sus designios (mediante la modificación de leyes que solo pueden ocurrir durante este tipo de crisis). Paralelamente los EE.UU. profundizan su alianza estratégica con el Vaticano y su control de la ONU, para continuar dominando el mundo.

Lo que EE.UU. no está viendo, es que el Vaticano está esperando pacientemente su turno para tomar el control espiritual de los Estados Unidos (uno de sus grandes ex enemigos históricos) y de la ONU, y de esta manera volver a gobernar el mundo, tal como lo hizo durante la Edad Media. Para volver a controlar el mundo, el Vaticano necesita tener a su lado la potencia militar más poderosa del mundo y poder controlar los ejércitos de la tierra (mediante la ONU). Fue por su control espiritual y el control de los ejércitos de las naciones del viejo continente durante la Edad Media, que pudo controlar y gobernar durante siglos al viejo mundo.

El yihadismo radical juega un importante rol en toda esta constelación del «tiempo del fin», porque molesta y seguirá perjudicando a la toma de control total del mundo por parte del papado del Vaticano, tal como el Islam lo hizo durante un milenio en la Edad Media, poniendo un freno y un límite geográfico y espiritual al avance de Roma. Todo esto veremos con detalle al estudiar las siete trompetas del Apocalipsis. El panorama profético de los eventos finales está ante nuestros ojos. Cristo vuelve pronto para recoger a sus siervos obedientes y fieles.

Estudie los temas 17 al 24, 40 al 48 y 103 al 113 de mi seminario para poder entender todo esto con detalle.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.