«

»

La Unión Europea planea retirar a los pacientes derecho a su propio cuerpo

La-UE23.10.2014 / Viena / ¿Deben tener prioridad los intereses financieros de la industria farmacéutica sobre los derechos fundamentales? Pasó por todos los medios de comunicación – un paciente parapléjico aprende nuevamente a caminar después de la terapia celular. Un éxito sensacional, dando esperanza a muchos. Pero este tipo de éxito de tratamientos de médicos dedicados podría pronto ser ilegal en la Unión Europea (UE), ya que no se llevó a cabo con una preparación de células «aprobada». Pues la UE está preparando silenciosamente una incisión amplia en los derechos humanos básicosPronto las personas ya no podrán decidir libremente sobre sus cuerpos y las células de sus cuerpos – específicamente para fines de curación. En su lugar son las compañías farmacéuticas que podrían obtener un monopolio de hecho sobre el uso de las células humanas con fines medicinales.

Sólo preparados de células «aprobados» serían permitios en las terapias con células madre y otros tratamientos. Estas estrictas reglas formales se aplicarían en el futuro también a las células del propio cuerpo, si los pacientes quieren utilizarlas para un tratamiento en su propio cuerpo. Este imposibilitaría a los pacientes, entre otras cosas, el uso de sus propias células madre para el tratamiento de enfermedades de sus propios cuerpos por causa de la normalización de costosas trabas burocráticas.

¿Es más importante para la UE la «protección de los inversores» de la industria farmacéutica que el derecho del paciente al tratamiento y la curación con células de su propio cuerpo? Terapias de células madre y otras terapias con células aparentan a la vista de la Comisión de la UE ser tan emocionantes que deben ser «reservadas» para las compañías farmacéuticas multimillonarias.

El documento «Reflection Paper» presentado el 20.06.2014 en nombre de la Comisión Europea de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dispone un endurecimiento de la regulación de la UE en este sentido que existe desde el año 2007. Si se implementa esta propuesta, entonces un paciente que quisiera utilizar sus propias células para la terapia en sí mismo, tendría que obtener primeramente la aprobación de sus células en la EMA como si fuesen un medicamento. Esto resultaría en un proceso que sería muy largo y costoso y requeriría la presentación de los ensayos clínicos. En la práctica, una imposibilidad, sobre todo para las personas enfermas

Esto privaría a las personas el derecho fundamental de poder utilizar su propio cuerpo y sus propias células para sí mismo, por ejemplo para el tratamiento del desgaste articular o una enfermedad crónica. Esto afecta a innumerables enfermos crónicos, que sufren de ALS, artritis, esclerosis múltiple, trastornos circulatorios, esclerodermia, etc., y que podrían experimentar una mejora mediante una terapia de células con sus propias células madre.

Parece que la Comisión de la UE y EMA prestan sus oídos a los cabilderos de la industria pertinente, que les gusta expresar deseos con respecto a nuevas restricciones para su propio beneficio. ¿Han hablado alguna vez estas instituciones de la UE con los pacientes afectados o sus médicos?

 

Fuente: http://www.pressetext.com/news/20141023008

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.