«

»

Matar sin piedad: la polémica propuesta del presidente filipino contra los drogadictos

Matar-sin-piedad-la-polemica-propuesta-del-presidente-filipino-contra-los-drogadictos04.07.2016 / Rodrigo Duterte llamó a los ciudadanos a matar a traficantes de drogas y a drogadictos como parte de su plan de endurecer la lucha contra el narcotráfico. El recién elegido presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, reiteró durante un discurso en un barrio pobre de Manila que, en el marco de la dura lucha contra la delincuencia y la adicción a las drogas que tiene previsto llevar a cabo, afirmó ante la multitud: «Si alguno de vosotros conoce a un drogadicto matadlo, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hicieran sus propios padres», informa el diario ‘The Independent’. En su discurso frente a la multitud, que fue transmitido por televisión, el presidente dijo riendo que por un capo de la droga pagaría «5 millones de pesos [filipinos, unos 107.000 dólares] si está muerto, y si está vivo, 4.999.000 pesos», según información del sitio 24 Horas. Las declaraciones polémicas y populistas de Rody, tal como lo apodan sus partidarios, han llamado la atención de los medios y de los ciudadanos en más de una ocasión. Anteriormente el mandatario ya prometió que conseguiría la prohibición total del alcohol, fumar en el interior de los locales públicos y la introducción de un toque de queda a escala nacional para los niños. Mientras duró su campaña electoral Rodrigo Duterte dijo que ampliaría las competencias del Ejército y la Policía en la lucha contra el tráfico de estupefacientes. Pero esta es la primera vez que llama a los ciudadanos de a pie a unirse a la lucha contra las drogas.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/212171-presidente-filipinas-proponer-matar-drogadictos

Fuente foto:

Leer más Capos de la droga ofrecen un millón de dólares por la cabeza del nuevo presidente de Filipinas

05.08.2016 / Los filipinos siguen el llamado del presidente y matan masivamente a narcotraficantes. Organizaciones de derechos humanos instan a la ONU a denunciar los homicidios de presuntos drogadictos y narcotraficantes incitados por el presidente Rodrigo Duterte. Más de 700 supuestos drogadictos o narcotraficantes fueron asesinados por la Policía o grupos de vigilancia en Filipinas en menos de tres meses, dicen los defensores de los derechos humanos, que piden a la ONU que denuncie la violencia, reporta el periódico ‘The Guardian‘. Human Rights Watch, Stop Aids y la Alianza Internacional contra el VIH/SIDA están entre los más de 300 grupos de la sociedad civil que han firmado cartas conjuntas para enviar a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), pidiéndoles que rompan su silencio sobre la matanza en Filipinas. «Hacemos un llamado a los organismos de control de drogas de la ONU para condenar públicamente estas atrocidades que tienen lugar en las Filipinas. Estos asesinatos a sangre fría no pueden ser justificados como una medida de control de las drogas», ha dicho Ann Fordham, la directora ejecutiva del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (CIPD), que coordinó la carta. Rodrigo Duterte, el presidente de las Filipinas, obtuvo una mayoría aplastante electoral en las elecciones en mayo, después de prometer llenar las funerarias de traficantes de drogas. El día de su investidura el mes pasado, Duterte hizo un violento llamado a los filipinos: «Si conocen a algún drogadicto, mátenlo ustedes mismos, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hagan sus padres». Leila de Lima, exministra de Justicia y que también encabezó el organismo nacional de derechos humanos de Filipinas, dijo que la Policía mató a personas inocentes aprovechando la excusa de la campaña contra la droga. Las cartas del CIPD piden a la ONUDD y la JIFE que exhorten a Duterte a poner fin inmediatamente a sus incitaciones a matar a personas sospechosas de tráfico de drogas y actuar para cumplir con todas las obligaciones internacionales de derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, la integridad física y a un juicio imparcial.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/215216-700-personas-asesinatos-filipinas

07.08.2016 / El presidente filipino sobre la matanza masiva de narcos: «No me importan los derechos humanos». Rodrigo Duterte acusa públicamente a los funcionarios gubernamentales de tener vínculos con el narcotráfico. Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas, ha desvelado el nombre y apellido de varios representantes del Gobierno filipino, entre ellos jueces, miembros del Congreso y militares, acusados de tener vínculos con el tráfico de drogas, comunica la agencia Al Jazeera. Duterte hizo sus declaraciones en un discurso televisado a nivel nacional la madrugada del domingo y aseguró que los funcionarios acusados estarían algún día bajo sentencia. El presidente ha justificado haber hecho pública la lista diciendo que tiene el deber de informar a los filipinos sobre el estado de la «narcopolítica» en el país. Según ‘Al Jazeera’, Duterte ha nombrado a 158 representantes del Gobierno. La mayoría de ellos son policías u oficiales militares, aunque la lista también incluye a tres miembros de Congreso y siete jueces. Las declaraciones del presidente forman parte de la sangrienta campaña en la que está sumergido el país después de que, tras ganar las elecciones en mayo, Rodrigo Duterte lanzara una macabra llamada a sus conciudadanos: «Si conocen a algún drogadicto, mátenlo ustedes mismos, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hagan sus padres». Esta frase ya ha provocado la muerte de más de 800 personas a manos de la Policía o grupos de vigilancia, lo que ha despertado la indignación entre las organizaciones de derechos humanos. Sin embargo Duterte no da su brazo a torcer y asegura que las matanzas durarán «hasta el último día de mi mandato si todavía estoy vivo para entonces» declaró el presidente filipino durante uno de sus últimos discursos. «No me importan los derechos humanos, créanme». 

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/215407-presidente-filipino-derechos-narcos

26.08.2016 / Filipinas: Más de 1.900 mueren en solo dos meses en la ‘cruzada’ estatal contra la droga. Pese a las críticas de EE.UU. y la ONU, las fuerzas de seguridad y las milicias de vigilantes filipinos patrullan las ciudades para dar caza a los criminales relacionados con el narcotráfico. Desde la llegada de Rodrigo Duterte a la presidencia de Filipinas el 30 de junio de este año y el comienzo inmediato de su prometida campaña para acabar con las drogas y la criminalidad en el país, más de 1.900 personas han muerto, en su gran mayoría narcotraficantes y drogadictos, a manos de la Policía, fuerzas de seguridad y milicias ciudadanas de vigilantes que patrullan las callesinforma Reuters. Con cerca de 11.000 detenciones y 700.000 individuos que han optado por entregarse, el jefe de la Policía del país, Ronald de la Rosa, defendió la campaña antidroga ante los senadores de la oposición. «No somos unos carniceros», afirmó de la Rosa, esgrimiendo que esta política tiene un efecto atenuante sobre los criminales que ha provocado un descenso significativo en el nivel de criminalidad general, a pesar de que los asesinatos y homicidios han aumentado notablemente. Los métodos del presidente filipino Rodrigo Duterte han sido criticados por la  Organización de las Naciones Unidas y EE.UU., que acusan a Manila de violar los Derechos Humanos y han amenazado con sancionar al país asiático e incluso expulsarle de la ONU. Duterte acusó a los funcionarios gubernamentales de tener vínculos con el narcotráfico y tachó de «estúpida» a la ONU por criticar sus medidas en la lucha contra el narcotráfico.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/217158-filipinas-muertos-guerra-droga

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.