«

»

¿Por qué otro colapso financiero parece inevitable? Pronostican «El gran colapso del 2018»

23.11.2017 / En realidad, la economía mundial no es tan estable como parece hoy en día. En el mundo se están creando todas las condiciones para que se produzca un nuevo colapso financiero, escribe el portal Vesti Finance. Uno de los índices que indicarían ese descalabro se observa en Japón, que tiene una gran deuda y, recientemente, colocó bonos a dos años por valor de 4.000 millones de dólares. Su rentabilidad estimada fue del -0,149 % —un mínimo histórico—, mientras que su rendimiento a 10 años se coloca en el -0,001 %. No obstante, el país aún atrae a los inversionistas. «Esa rentabilidad negativa es una prueba de que los inversores no esperan que los mayores bancos centrales finalicen el tsunami monetario que sacudió el mundo después de la crisis financiera de 2008″, escribe el portal. La situación no cambia aunque los representantes de esas instituciones anuncian su intención de normalizar las políticas, por lo que «la burbuja de activos continúa hinchándose, sacudiendo el sistema financiero». Además, muchos expertos «están convencidos de que las acciones de las propias autoridades monetarias han creado todas las condiciones para esta situación». A escala global, el volumen de las deudas públicas con rentabilidad negativa ronda los 9.000 billones de dólares y las rentabilidades del 85 % de los bonos gubernamentales son inferiores a la tasa mundial de inflación. A su vez, los ingresos por estos bonos solo pueden ser positivos si su valor continúa creciendo y los tipos de cambio son como predicen los inversores.

Riesgos de inversión

En este contexto de «abundancia de liquidez extremadamente barata, la comprensión de los riesgos de inversión quedó completamente distorsionada». Por ejemplo, la rentabilidad de los bonos ‘basura’ de las empresas europeas cayó por debajo de la rentabilidad de los que ofrece el Departamento del Tesoro de Estados Unidos». Esas «desproporciones crean serios peligros para las instituciones financieras; en particular, las compañías de seguros, los fondos de pensiones y los bancos», porque una percepción incorrecta conduce a decisiones de inversión equivocadas de consecuencias inesperadas. Por ejemplo, las inversiones de los fondos de pensiones en bonos con rentabilidad cero o negativa generan flujos financieros mínimos mientras que, para cumplir con sus obligaciones, deben tener una rentabilidad anual del 7 % o del 8 %. Como resultado, el déficit está creciendo y esos fondos —de pensiones y de otro tipo— «invierten cada vez más en activos riesgosos para obtener más ingresos», aunque ese nivel de riesgo resulta «difícil de determinar». Después del colapso del banco Lehman Brothers en 2008, los fondos de pensiones, compañías de seguros y otras empresas dedicadas a inversiones a largo plazo cargaron sus balances con activos muy arriesgados que han alcanzado un máximo histórico.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/255929-proximo-colapso-financiero-inevitable

20.11.2017 / «El gran colapso del 2018»: Pronostican una inminente crisis financiera y revelan qué la iniciaría. La recesión del 2008 fue detonada por una crisis hipotecaria, pero la próxima burbuja explotará en las «profundidades más oscuras del mercado crediticio», afirma un estratega. Diez años después de la crisis financiera de 2008 «muy poco ha sido realmente reparado» y la próxima burbuja está a punto de explotar. Así lo afirma Bill Blain, estratega de la consultora Mint Partners, precisando que esta vez los mercados de bonos serán los que desencadenen el caos. «La sensación de que una crisis está por llegar es muy similar a la de junio de 2007, cuando los primeros fondos respaldados por hipotecas en EE.UU. comenzaron a tambalearse», describió el analista, añadiendo que, a pesar de que los problemas en cuanto a la deuda del consumidor continúan, la próxima crisis financiera probablemente surja desde la deuda corporativa. «Estamos viendo dificultades en el sector altamente apalancado de los mercados de bonos basura [inversiones de alto riesgo financiadas con altos niveles de deuda], y las empresas que se correlacionan con clientes altamente apalancados —como la salud y las telecomunicaciones— también tienen problemas», agregó. En este sentido, el estratega apunta a la reciente movida del Banco Popular de China, que días atrás inyectó 47.000 millones de dólares en su sistema financiero, con lo que propulsó el mercado global de valores. Para Blain, sin embargo, el mercado de valores no tiene importancia. «Los bancos centrales tienen poco de qué preocuparse en 2018, ya que si los mercados se tornan díscolos, simplemente se les puede arrojar un montón de dinero«, explicó el analista. «Pero la verdad está en los mercados de bonos, y ahí es donde estoy mirando el rompimiento de la presa. La gran crisis de 2018 comenzará en las profundidades más oscuras del mercado.»

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/255628-gran-colapso-2018-inminente-crisis-financiera

Fuente foto: Imagen ilustrativa / Brendan McDermid / Reuters

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.