«

»

Sismólogo: «Se podrían producir, al menos, otros cuatro terremotos de más de 8,0»

Sismologo-Se-podrian-producir-al-menos-otros-cuatro-terremotos-de-mas-de-8-018.04.2016 / Si esos sismos no tuvieran lugar, «la tensión acumulada» provocaría «megaterremotos más catastróficos», según esta estimación. El devastador terremoto de magnitud 7,8 que sacudió Ecuador este fin de semana podría ser solo el principio, de acuerdo con Roger Bilham, un sismólogo de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), quien asegura que «las condiciones actuales» en la cuenca del Pacífico podrían desencadenar, «al menos, cuatro sismos con magnitudes superiores a 8,0» y, si se retrasaran, «la tensión acumulada» provocaría «megaterremotos más catastróficos», según informa ‘Express’. Otros científicos advierten que, desde comienzos de año, ha aumentado la media de terremotos importantes en el sur de Asia y el Pacífico. Esa circunstancia ha despertado temores de que se repita el temblor que vivió Nepal en 2015, en el que murieron 8.000 personas, o se produzca otra sacudida aún más grave. Además, en estos momentos en el mundo hay 38 volcanes en erupción y eso crea unas condiciones propicias para que se produzca más actividad sísmica en la zona del Pacífico. La noche de este 16 de abril, un potente terremoto de magnitud 7,8 sacudió Ecuador y provocó un mínimo de 272 muertos y 2.527 heridos, además de cuantiosos daños en diferentes partes del país.

¿Habrá otro ‘Gran terremoto de Kanto’?

La semana pasada, al menos 42 personas murieron en Japón después de que dos temblores de 6,5 y 7,3 grados afectaran al suroeste del país, mientras que cerca de 250.000 personas recibieron la orden de abandonar sus hogares ante el temor de que se produjeran réplicas. Cinco años después del sismo y posterior tsunami de 2011, los nipones temen que se repira un desastre que dejó más de 15.000 muertos. Según ‘The National Post’, los científicos de la Universidad de Tokio estiman que existe un 98 % de probabilidades de que, en los próximos 30 años, Japón viva el equivalente al llamado ‘Gran terremoto de Kanto’ de 1923, que tuvo una magnitud de 7,8 en la escala de Richter y mató a alrededor de 142.800 personas. Por su parte, la Agencia Meteorológica de Japón rebajan esa probabilidad al 70 %.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/205046-sismologo-terremoto-ecuador-japon-repetirse

Fuente foto: KyodoReuters

Sepa también: ¿Quién será el siguiente?: Los 5 lugares de la Tierra más propensos a sufrir sismos desastrosos (19.04.2016) Tras los fuertes terremotos registrados en Japón y Ecuador, aumenta la preocupación ante la posibilidad de que se desencadenen nuevos sismos. ¿Cuáles son los países más propensos a sufrir actividad sísmica? El artículo menciona: Chile, California (EE.UU.), Nueva Zelanda, Manila (Filipinas) y la Isla de Sumatra (Indonesia).

Sepa también: 10 hechos impactantes sobre los terremotos (18.04.2016) Los terremotos matan a alrededor de 8.000 personas cada año y cambian el relieve y la duración del día en nuestro planeta.

  • Cerca del 80 % de los terremotos se producen en el Cinturón de Fuego del Pacífico, en donde hay 452 volcanes, el 75 % de los cráteres durmientes y activos del mundo.
  • La mayoría de los sismos los causa el movimiento de placas tectónicas de nuestro planeta, aunque esos fenómenos, como erupciones volcánicas, impactos meteóricos y pruebas nucleares, también pueden ocasionar terremotos.
  • Cada año se producen 1,3 millones de terremotos, la mayoría con magnitud 2,9 o menor.
  • A causa de ello, mueren alrededor de 8.000 personas mueren cada año. En los últimos 4.000 años, el saldo mortal ronda las 13 millones de muertes.
  • Los terremotos pueden despertar volcanes, como en el caso de la erupción del Monte Santa Helena (Estados Unidos) en 1980 y del Monte Etna (Italia), en 2002.
  • Cada año se produce, al menos, un sismo con magnitud 8.
  • La energía de un terremoto puede ser centenares de veces mayor que la que liberó la bomba nuclear que EE.UU. lanzó en la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.
  • Algunos terremotos que se producen en una parte de la Tierra pueden sentirse en otra. Por ejemplo, los científicos que estudiaron el fuerte sismo que causó un tsunami en el océano Índico en 2004 descubrieron que debilitó una zona de la falla de San Andrés (California, EE.UU.). Además, el gran sismo que vivió Chile en 1960 causó temblores que se sintieron durante días en varias partes del mundo.
  • Los terremotos más devastadores incluyen el que tuvo lugar en Shanxi (China) en 1556, que se estima dejó cerca de 830.000 muertos, y otro en el este del Mediterráneo, que mató a más de un millón de personas en 1201.
  • Los científicos creen que los animales perciben los temblores débiles que preceden a los terremotos e, incluso, las señales eléctricas que emite el movimiento de las rocas subterráneas.
  • El sismo de Japón en 2011 desplazó la masa terrestre hacia el centro, por lo que nuestro planeta pasó a girar más rápido y redujo la duración de cada día en 1,6 microsegundos. Por su parte, el sismo que asoló Sumatra en 2004 redujo el día en 6,8 microsegundos.

Sepa también: Los terremotos más devastadores de los últimos años (18.04.2016)

Sepa también: Aumentan a 413 los muertos por los terremotos de Ecuador (18.04.2016)

Comentario:

El devastador terremoto de magnitud 7,8 que sacudió Ecuador este fin de semana podría ser solo el principio, de acuerdo con Roger Bilham, un sismólogo de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), quien asegura que «las condiciones actuales» en la cuenca del Pacífico podrían desencadenar, «al menos, cuatro sismos con magnitudes superiores a 8,0» y, si se retrasaran, «la tensión acumulada» provocaría «megaterremotos más catastróficos», según informa ‘Express’. Otros científicos advierten que, desde comienzos de año, ha aumentado la media de terremotos importantes en el sur de Asia y el Pacífico… Además, en estos momentos en el mundo hay 38 volcanes en erupción y eso crea unas condiciones propicias para que se produzca más actividad sísmica en la zona del Pacífico… Según ‘The National Post’, los científicos de la Universidad de Tokio estiman que existe un 98 % de probabilidades de que, en los próximos 30 años, Japón viva el equivalente al llamado ‘Gran terremoto de Kanto’ de 1923, que tuvo una magnitud de 7,8 en la escala de Richter y mató a alrededor de 142.800 personas.

Conozca algunos hechos impactantes sobre los terremotos:

Cada año se producen 1,3 millones de terremotos, la mayoría con magnitud 2,9 o menor. Cerca del 80 % de los terremotos se producen en el Cinturón de Fuego del Pacífico, en donde hay 452 volcanes, el 75 % de los cráteres durmientes y activos del mundo. Los terremotos pueden despertar a los volcanes. A causa de los terremotos, mueren alrededor de 8.000 personas cada año. En los últimos 4.000 años, el saldo mortal ronda las 13 millones de muertes. Según los cálculos de los terremotos de magnitud entre 7,0 y 7,9, el promedio es más de uno por mes y cada año se produce, al menos, un sismo con magnitud 8. La energía de un terremoto puede ser centenares de veces mayor que la que liberó la bomba nuclear que EE.UU. lanzó en la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.

Jesucristo nos advirtió acerca de las señales del fin, diciendo que «habrá… terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.» Mateo 24:7, 8. Las cosas empeorarán lamentablemente a medida que nos acercamos al fin. La palabra de Dios revela que durante la última de las siete plagas postreras habrá «un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra.» Apocalipsis 16:18. Jesucristo predijo que «en la tierra» habría «angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra…» Lucas 21:25, 26. Lo bueno es que Jesucristo prometió «he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Mato 28:20.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.