«

»

Un porvenir de ira: Expertos auguran un futuro con protestas cada vez más frecuentes y violentas

Un-porvenir-de-ira-Expertos-auguran-un-futuro-con-protestas-cada-vez-mas-frecuentes-y-violentas30.01.2017 / La perdurabilidad de los problemas sociales, políticos y económicos en México provocan a diario decenas de protestas, siguiendo una pauta social que puede aplicar al resto del mundo. Solo en 2016 se registraron unas 542 manifestaciones en la capital mexicana, según la Secretaría del Gobierno de México; una cifra que aumenta a medida que pasan los años y que, según expertos sociólogos, se puede extrapolar al escenario internacional. Las protestas y los enfrentamientos violentos con las autoridades se volverán cada vez más frecuentes en todo el mundo debido a los problemas sociales y económicos, explica el sociólogo Manuel González Navarro, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de Ciudad de México, que pone a su propio país como claro ejemplo de su afirmación, recoge ‘Publimetro México’. Según González Navarro, las movilizaciones son producto del descontento y de la desesperación de la población frente a la clase política y al aumento de los precios, lo que deja a la gente en una situación cada vez más precaria. Las marchas van a ir en aumento e irán cambiando «por la cantidad de problemas que tenemos en el país» y por «la perdurabilidad de los mismos», lo que hace a la población «sentir desesperación» y perder el miedo a expresarse y enfrentarse a las autoridades, explica. Por su parte, la socióloga Delia Selene de Dios, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asegura que «las marchas y movilizaciones crecen porque nuestros representantes no están atendiendo las necesidades de la sociedad«, obligando a todas las partes en conflicto a buscar y fijar nuevas soluciones a los problemas que les atañen. Asimismo, las movilizaciones violentas y los disturbios afectan a la economía y al comercio, ya que si éstos se prolongan demasiado «no permiten la venta» en los escenarios de las protestas, explica la presidenta de la Cámara de Comercio de la Ciudad México, Ada Irma Cruz.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/229779-expertos-futuro-protestas-violentas

Fuente foto: Un manifestante se enfrenta a la Policía Militar en Iguala, México, en 2015 / Jorge LópezReuters

Comentario: 

Solo en 2016 se registraron unas 542 manifestaciones en la capital mexicana. «Las protestas y los enfrentamientos violentos con las autoridades se volverán cada vez más frecuentes en todo el mundo debido a los problemas sociales y económicos», explica el sociólogo Manuel González Navarro… las movilizaciones son producto del descontento y de la desesperación de la población frente a la clase política y al aumento de los precios, lo que deja a la gente en una situación cada vez más precaria. Las marchas van a ir en aumento e irán cambiando «por la cantidad de problemas que tenemos en el país» y por «la perdurabilidad de los mismos», lo que hace a la población «sentir desesperación» y perder el miedo a expresarse y enfrentarse a las autoridades.

Los problemas sociales, las protestas y los enfrentamientos violentos irán aumentando en todo el mundo. Y sobre todo en las grandes ciudades que se volverán cada vez más peligrosas y más apartadas del Espíritu de Dios. La «ira» de las personas y de las naciones aumenta progresivamente en este mundo. Apocalipsis 11:18. Frente a esta realidad es el consejo de Dios que sus hijos salgan y se establezcan progresivamente fuera de las grandes ciudades. El llamado celestial «salid de ella, pueblo mío» (Apocalipsis 18:4), refiriéndose a «la gran ciudad Babilonia», no se limita a una aplicación espiritual (de no ser parte de los pecados y de la decadencia de las Instituciones religiosas que viven en pecado); sino tiene también una aplicación práctica de abandonar las grandes ciudades corrompidas, inseguras y pecaminosas de este mundo. Cuándo Jesucristo advirtió acerca de la destrucción de Jerusalén también hizo el llamado a sus hijos fieles de salir de esa gran ciudad, pues también su destrucción había llegado. Lucas 21:20, 21. Su destrucción llegó en el año 70 d.D., pero la profecía de Jesucristo tiene también una aplicación para el tiempo del fin. Es por eso que no habrá NINGUNA ciudad segura al fin de la historia humana. Dios aconseja y llama a su pueblo a establecerse fuera de las grandes ciudades, en el campo, donde el hijo de Dios puede vivir con más seguridad y tranquilidad y gozar de una mejor comunión con su Creador. Además brinda los beneficios de vivir un estilo de vida mucho más saludable y de ser más independiente del sistema «babilónico» que se está levantando a nivel global.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

 .

Boletín profético

Los campos marcados con * son obligatorios

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.