«

»

Oct 26

Apocalipsis 2 – Esmirna (Tema 84)

La segunda iglesia del Apocalipsis era Esmirna, una ciudad comercial de asombrosa belleza, que se ubicaba a 60 kilómetros al norte de la ciudad de Efeso.

siete-iglesias-ApocalipsisEsmirna significa “mirra”, que era un bálsamo que se usaba para aplicar a los muertos. No pudo haber un mejor símbolo profético para representar la característica particular de esta iglesia, que se vio bajo la prueba de la persecución. De esta manera Esmirna, “mirra”, era el suave perfume que la acompañó en el “horno” de la persecución y del martirio.

A esta Iglesia, Jesucristo se presenta como mártir, como “… el que estuvo muerto y vivió…” Apocalipsis 2:8. Garantizando de esta manera Su gran promesa de sacar de la tumba, a sus fieles mártires, en Su glorioso retorno.

La misma ciudad de Esmirna, como símbolo de la Iglesia de aquella época, fue “resucitada” literalmente de sus ruinas. Es valioso analizar su contexto histórico, pues Esmirna fue construida por los griegos mil años antes de Cristo. En 600 a.C. fue destruida por los Lidios. Pero luego Lisimaco, uno de los cuatro generales que se subdividieron el Imperio Griego, la reconstruyó durante el tercer siglo antes de Cristo.

Y cómo veremos, la historia de esta ciudad prefigura la historia del periodo de la Cristiandad, a que representa.

Jesús predijo acertadamente de esta Iglesia: “Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” Apocalipsis 2:9.

En esta época difícil para la Iglesia, los cristianos no tuvieron éxito material ni fama terrenal. Mas al contrario, la mayoría de ellos eran pobres y soportaban la hostilidad de los paganos. ¡Pero aunque eran pobres materialmente, eran ricos en Espíritu! Qué extraña pero cierta paradoja, pues hasta el día de hoy hay muchos ricos “pobres” y muchos pobres “ricos”. Lo que aprendemos en este pasaje, es que ¡los verdaderos “ricos” en este mundo, son los ricos en la fe y herederos del reino celestial de Cristo que se presentará en su glorioso retorno!

¡Esta iglesia es la única de las siete que no recibe ninguna reprensión sino solo felicitaciones, y promesas de recompensa!

Esmirna – la segunda de las siete iglesias

He aquí el mensaje a la iglesia de Esmirna:

ruinas de Esmirna

Las ruinas de la ciudad de Esmirna

“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.” Apocalipsis 2:8-11.

La hipocresía de la sinagoga de Satanás

“Yo conozco… la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.” Apocalipsis 2:9.

¡Qué interesante y profundo versículo que nos aclara que no hay peor cosa que la hipocresía! Aquí la palabra de Dios nos enseña que, pretender ser algo que uno no es, o hacerse pasar por alguien o algo sin serlo, es repulsivo para Dios y equivale a blasfemia. Aquí se nos presenta la misma esencia del carácter anticristiano. Aquel que se hace pasar por Cristo sin serlo, y que en realidad está en su contra. Estudie los temas 21 y 24 de este seminario, para saber más acerca de aquella potencia blasfema que dice ser Dios en la tierra y poder perdonar pecados, sentándose en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios, engañando de esta manera a las naciones.

Este versículo nos confirma además que el diablo es muy religioso y tiene su propio templo, tratándose de la simbólica iglesia en la cual se encuentran todos los adoradores hipócritas.

¿Cómo se cumplió esta hipocresía en la época de Esmirna? Recuerde que Cristo “confirmó el pacto con muchos”, es decir con todos aquellos judíos que lo aceptaron como el Mesías. Dan. 9:27. Recuerde el tema 26 de este seminario. Así que la iglesia cristiana primitiva, antes de proclamar el evangelio a los gentiles, estaba conformado exclusivamente por verdaderos judíos que habían aceptado a Jesucristo. La Biblia enseña que luego también los gentiles que aceptaron a Cristo fueron considerados judíos… pero judíos espirituales; el Israel espiritual de Dios. Vea Romanos 2:28, 29; 9:6, 7; Gálatas 3:28, 29; 6:14-16 y Juan 1:47. Así que simbólicamente los verdaderos cristianos (los judíos y los gentiles que aceptaron a Jesucristo como su Mesías) son los verdaderos judíos. Ahora sucede que en la época de la iglesia de Esmirna, algunos simulaban hipócritamente ser judíos (cristianos) pero no poseían las características de un verdadero cristiano. Ellos eran parte de la simbólica “sinagoga de Satanás”.

La primera gran época de persecución contra los cristianos

Durante este periodo profético de “Esmirna”, los cristianos fueron perseguidos por el pagano Imperio Romano, que sospechó que eran culpables por una serie de delitos atroces, que ellos obviamente nunca cometieron.

  • Malinterpretaron por ejemplo la comunión de la “santa cena” como una especie de canibalismo, en la cual tomaban sangre y comían carne humana.
  • Confundieron la camaradería cristiana como libertinaje.
  • Los culparon con cargos de ateísmo porque adoraron a un Dios invisible (sin imágenes).
  • El mismo Estado sospechaba de ellos porque se negaron a venerar al emperador.
  • Su creencia del “fin del mundo” con fuego, fue explotado por el emperador Nerón, quien los culpó del incendio de la ciudad de Roma.
  • Hubo un desprecio generalizado contra los cristianos porque fueron identificados con los judíos, que consideraban una religión atrasada y remota.

Recuerde que todos los primeros cristianos eran judíos que habían aceptado a Jesucristo como su Mesías. Los discípulos, apóstoles, la virgen María y Jesucristo mismo habían sido todos judíos; como también los primeros diáconos y ancianos, y los primeros miles de conversos. Fue así que los primeros cristianos todavía se consideraban judíos (los verdaderos judíos). Espiritualmente y teológicamente, los cristianos de la época de Esmirna eran por lo tanto mucho más cercanos a los judíos que a los paganos.

¡Las persecuciones llegaron a proporciones alarmantes!
El pagano emperador romano Dioclesiano emitió en el año 303 un edicto para disolver las comunidades cristianas, demoler sus iglesias y quemar sus libros.

Muchos cristianos murieron como mártires en esa época de persecución. Por ejemplo San Sebastian quien fue amarrado a un árbol y ejecutado con 100 flechas. O San Cecilio, el patrono de la música sacra, quien murió en la hoguera, como también San Agnes. Muchos cristianos fueron sometidos también a la esclavitud, que era una práctica común en el Imperio Romano.

También la impresionante historia del mártir Policarpo es digna de recordar:

Unos setenta años después de esta profecía, Esmirna fue sede de una notable serie de martirios que se extendieron por varios días literales. El duodécimo y último de estos mártires fue el gran Policarpo, que para la época cuando murió había servido como el principal ministro religioso de Esmirna por espacio de por lo menos cuarenta años. A edad muy avanzada, Policarpo fue arrestado en una casa de campo un viernes de noche. Inmediatamente le pidió a la esposa del granjero que preparara cena para los soldados que habían venido a detenerlo. Mientras éstos comían, Policarpo se puso de pie a un costado de la pequeña habitación y oró en voz alta durante dos horas por cada cristiano del Imperio Romano de quién él se podía acordar.

Al día siguiente, en el anfiteatro de Esmirna, el gobernador Status Quadratus se sintió tan profundamente impresionado por Policarpo, que trató de salvarle la vida. Al ver que sus esfuerzos no daban resultado, le pidió a Policarpo que maldijera a Cristo. Estaba seguro de que un hombre tan grande como Policarpo estaría ansioso de separarse de Jesús, a quien Roma había condenado como criminal. Pero Policarpo, en cambio, dio esta vibrante respuesta: “Durante ochenta y seis años lo he servido y Él nunca me ha hecho mal. ¿Cómo puedo yo maldecir a mi Rey, que me salvó?”

PolicarpoLa multitud – entre la que se encontraban miembros de la sinagoga judía – pidieron a gritos que Policarpo fuera arrojado a los leones. Pero éstos estaban más que satisfechos, porque pocos momentos antes se habían comido a otras víctimas, no cristianas. Un heraldo explicó entonces que ya había pasado la hora del día cuando todavía era legal que se usaran leones en ese entretenimiento. Por lo que la multitud exigió que Policarpo fuera quemado vivo. Cuando el gobernador consintió, los judíos, en una actitud hostil muy poco común, fueron los primeros en reunir leña pala la hoguera, aunque era sábado.

 

Fuente: El libro “Apocalipsis: Sus revelaciones”, páginas 101 y 202. Autor: C. Mervyn Maxwell. Asociación Casa Editora Sudamericana.

Los 10 días proféticos de persecución durante la época de Esmirna

La profecía de Esmirna incluye un tiempo profético de 10 días, diciendo: “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días…” Apocalipsis 2:10a.

El símbolo del número 10

10El número 10 siempre ha sido un símbolo bíblico de prueba y/o juicio. Es por eso que son exactamente 10 los mandamientos de la santa ley divina, según la cual el ser humano es probado y será juzgado. Vea Santiago 2:10-12; Eclesiastés 12:13, 14. Encontramos una serie de ejemplos en la palabra de Dios que nos confirman esta verdad. Recuerde por ejemplo los 10 días literales de prueba respecto a la alimentación que tuvo que soportar el profeta Daniel cuando llegó a Babilonia y al cabo de los cuales iba a ser juzgado. Vea Daniel 1:14, 15 y el tema 8 de este seminario. También en el calendario judío encontramos los 10 días en relación a prueba y juicio. Durante la vigencia del santuario terrenal del Pacto Antiguo, encontramos que cada año, con la “fiesta de las trompetas” comenzaron a correr 10 días de prueba que concluyeron en el “día de la expiación”, el famoso día anual del juicio (el Yom Kipur). Recuerde el tema 28 de este seminario. La simbología del número 10 cómo prueba o juicio encontramos también en las 10 plagas de Egipto, y la Mishna lo menciona en relación a las 10 generaciones de Adán a Noé y las 10 generaciones de Noé a Abraham, culminando en las 10 pruebas de Abraham.

Sabemos que en las profecías de la palabra de Dios, un día profético equivale a un año literal. Vea Número 14:33, 34 y Ezequiel 4:6. ¡Así que estos 10 días proféticos equivalen a 10 años literales! Los seguidores de Jesús, de la era cristiana correspondiente a Esmirna, fueron perseguidos por varios emperadores romanos. Durante los reinados de los emperadores Trajano, Marco Aurelio, Séptimio Severo, Maximiano, Decio, Valerio, Aureliano y Diocleciano, hubo persecuciones mayores o menores de los cristianos. Pero esta profecía de tiempo se refiere a la última y más sangrienta persecución cristiana del Imperio Romano, bajo el emperador Diocleciano, que se extendió exactamente por 10 años, del año 303 al año 313.

10 dias anios

¡Esta profecía, de los 10 días de tribulación de Esmirna, es una
prueba adicional que confirma que las siete iglesias son simbólicas!

Pues en primer lugar, en la historia de Esmirna no existió una persecución cristiana que haya durado 10 días literales. Y en segundo lugar sabemos, que la persecución mencionada en el mensaje a Esmirna, no estaba limitada a la ciudad literal de Esmirna. ¡Fueron todas las siete iglesias (y las demás que existieron en esa época) que sufrieron bajo esta tremenda persecución!

La amonestación y recompensa al vencedor

Cristianos sacrificados por leonesFrente a la persecución, la tortura y la muerte que iban a tener que sufrir muchos miembros de la iglesia de Esmirna por causa de la palabra de Dios, Jesucristo les transmitió importantes palabras de esperanza, ánimo y consuelo, diciendo:

“No temas en nada lo que vas a padecer… Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.” Apocalipsis 2:10, 11.

¡El cristiano no tiene que temer la muerte! Pues Jesucristo, su gran amigo divino, quien se presentó al inicio del mensaje a esta iglesia como “… el que estuvo muerto y vivió…”, es “la resurrección y la vida” y tiene “las llaves de la muerte y del Hades”. Apocalipsis 2:8; 1:18; Juan 11:25. Es por eso que Jesús aseguró a los mártires la vida eterna, diciendo: “… no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.” Mateo 10:28.

En vencedor, dispuesto a dar su vida por amor a la verdad, recibirá finalmente de Jesucristo en su glorioso retorno “la corona de la vida”. En este pasaje, Jesús diferencia la primera muerte, de la cual hay resurrección y vida eterna, de la segunda muerte, que será eterna, y de la cual ya no habrá resurrección.

corona de vidaEl apóstol Pablo conoció muy bien esta verdad, que el siervo fiel de Dios recibe su “corona de vida” finalmente en el glorioso retorno de Jesucristo. La persecución era parte de su propia experiencia. Él dijo un poco antes de morir como mártir de Cristo:

“Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” 2 Timoteo 4:6-8.

El apóstol Pedro confirmó esta verdad diciendo: “Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.” 1 Pedro 5:4.

  • Para conocer todas las implicaciones del maravilloso evento del retorno de Jesucristo en el cual los hijos de Dios recibirán finalmente la gran recompensa en forma de vida eterna, cuando los muertos hijos de Dios resuciten, y los vivos hijos de Dios serán transformados y recibirán un cuerpo incorruptible e inmortal y serán arrebatados conjuntamente al cielo, lea 1 Corintios 15:51-54; 1 Tesalonicenses 4:16, 17; Lucas 14:14; Juan 14:3 y Daniel 12:13.

La iglesia de Esmirna

¡En el año 313 d.C. el emperador romano Constantino emitió el Edicto de Milán mediante el cual se reconoció el Cristianismo como una religión oficial con el cual cesaron las persecuciones!

El diccionario lo describe así: “El Edicto de Milán, conocido también como La tolerancia del cristianismo, fue promulgado en Milán en el año 313 y en él se establecía la libertad de religión en el Imperio romano, dando fin a las persecuciones dirigidas por las autoridades contra ciertos grupos religiosos, particularmente los cristianos. El edicto fue firmado por Constantino I el Grande y Licinio, dirigentes de los imperios romanos de Occidente y Oriente, respectivamente.” Fuente.

Con el famoso Edicto de Milán terminaron los “diez días de tribulación” que sufrió Esmirna y comenzó una nueva fase de la Iglesia cristiana, que analizaremos en siguiente tema, en el mensaje a la tercera de las siete iglesias; la iglesia de “Pérgamo”. Apocalipsis 2:12-17.

Autor: Enrique Rosenthal

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. MARIA J. ROSENTHAL

    QUE INFORMACIÓN TAN COMPLETA E INTERESANTE ENRIQUE! TE DIRÉ QUE HE APRENDIDO COSAS NUEVAS. BENDICIONES POR TU INCANSABLE TRABAJO EN BENEFICIO DE TUS SEMEJANTES!

  2. jesus

    La información es bastante buena y llena de ilustraciones, esta ayuda a poder entenderla mejor. Gracias por compartirlo. Dios bendiga su ministerio. Pregunta: Cuando se publicara el resto de las iglesias.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado Jesús! Muchas gracias por su precioso comentario. Le cuento que progresivamente publicaré las iglesias que faltan. Estoy trabajando en su redacción. Que Dios le bendiga!

  3. Alejandro Rosales Cano

    Muy buen estudio bendiciones hno. Dios lo siga usando para aclarar grandes verdades que el pueblo de Dios tiene que entender

  4. Alejandro Rosales Cano

    Bendiciones hno. Enrique ¿ya publicó la iglesia de Pérgamo? Espero su respuesta gracias

  5. Erbey Vargas

    Hermano Enrique, yo se que esto que quiero preguntarle no es nada relacionado con las siete Iglesias, pero Usted como conocedor del tema del Apocalipsis, quisiera me hiciera un comentario relacionado a Ap. 16:12. Gracias de antemano. Dios lo guarde, y lo siga usando para sus propósitos.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado Erbey! Muchas gracias por su pregunta. En un cercano futuro estudiaremos Apocalipsis 16 en detalle. Pero he aquí una respuesta resumida. “El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente.” Apocalipsis 16:12. En la Babilonia literal de antaño, los “reyes del oriente” (Ciro y Darío de los medopersas) hicieron “secar” el río Eufrates literal (desviándolo de su cause) durante la caída de la Babilonia literal y liberaron al pueblo de Dios de la opresión babilónica del pasado. Sepa que la historia se repite. Dios utiliza los relatos de la antigüedad para hacernos entender los eventos finales. Los “reyes del oriente” que vienen a secar el simbólico río Eufrates del malvado sistema babilónico del fin representan a los ejércitos celestiales con Jesucristo al frente, que rescatarán a los hijos de Dios de la opresión de la Babilonia simbólica y espiritual del fin. Atentamente y bendiciones!

  6. maria jose de freitas braga

    Estoy aprendiendo mucho! Bendiciones!!!

    1. Enrique Rosenthal

      ¡Cuánto me alegro estimada María José! Bendiciones!

  7. Jader Sanchez

    Estimado Enrique Dios te continué bendiciendo, gracias por este ministerio enriquecedor. Mi nombre es Jader: Quiero saber cual es el punto de partida decir que el juicio investigador comenzó el 22 de octubre de 1844 le agradezco su ayuda buen día.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado hermano Jader! Muchas gracias por su importante pregunta. Al año 1844 se llega gracias al tiempo profético más largo que la palabra de Dios presenta, las “dos mi trescientas tardes y mañanas” de Daniel 8:14. El punto de partida está en “la orden para restaurar y edificar a Jerusalén” de Daniel 9:25. Esa orden (la tercera y definitiva) fue dada por el rey persa Artajerjes en el año 457 a.C. De ahí los 2300 años nos llevan hasta el año 1844. Y para llegar al mes y día de aquel año hay que saber que el día Yom Kippur caía en el 10º día del 7º mes del calendario tradicional judío, es decir en octubre, según nuestro calendario occidental. Y en el año 1844 ese 10º día correspondía al 22 de octubre. Según los cálculos de los judíos caraítas, que son la línea judía que se ha mantenida más fielmente en el calendario bíblico, el día Yom Kippur (día de las expiaciones, de la reconciliación y del juicio), caía en el año 1844 en el día 22 del mes de octubre. Para estudiar todo esto en detalle le recomiendo descargar e imprimir la secuencia de los temas 25 hasta el 35 de mi seminario. Atentamente y bendiciones!

  8. Leonel Zelaya

    Estimado Enrique, agradezco mucho sus conocimientos impartidos a través de estos medios, con mi familia estamos estudiando las siete iglesias mencionadas en el libro de Apocalipsis y estamos utilizando sus comentarios como fuente de apoyo. Dios le Bendiga.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado hermano Leonel! Muchas gracias por su precioso comentario! Que bendición que estén estudiando las profecías con la familia! Saludos y bendiciones a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 .

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Boletín profético

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.