«

»

Oct 22

Apocalipsis 2 – Las siete iglesias proféticas (Tema 83)

En los dos temas pasados vimos que las siete iglesias del Apocalipsis fueron representadas mediante siete candeleros de oro, con Jesucristo en medio de ellos. Profundicemos un poco más estas simbologías para entender mejor lo que Dios nos quiere enseñar y dar a entender.

La simbología de los candeleros de oro

candeleros de oroLa simbología de “los candeleros de oro” proviene del santuario terrenal del Antiguo Testamento. Veamos cómo fue dispuesto todo esto por Dios en Su templo del Pacto Antiguo.

“Habló el Señor a Moisés, diciendo: Manda a los hijos de Israel que te traigan para el alumbrado aceite puro de olivas machacadas, para hacer arder las lámparas continuamente. Fuera del velo del testimonio, en el tabernáculo de reunión, las dispondrá Aarón desde la tarde hasta la mañana delante del Señor; es estatuto perpetuo por vuestras generaciones. Sobre el candelero limpio pondrá siempre en orden las lámparas delante del Señor.” Levítico 24:1-4.

En la antigüedad, Dios estaba siempre con su pueblo hebreo fiel y creyente:

“Y pondré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os abominará; y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.” Levítico 26:11, 12.

  • De esta manera Dios se presentaba a menudo mediante la simbología del fuego. Recuerde la presencia de Dios (la “Shekina”) que se presentaba en la columna de fuego o en la zarza ardiente. Éxodo 40:35; 13:17-22; 3:2. Fuente.

Y en toda la era cristiana Dios sigue estando con su pueblo cristiano fiel y creyente

“… he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mateo 28:20.

También en la era actual cristiana, Dios se presenta con la simbología del fuego. Recuerde las lenguas de fuego que se asentaron sobre los discípulos en Pentecostés. Hechos 2:3, 4. Es por eso que Jesús presenta su aspecto al apóstol Juan en el Apocalipsis con varios elementos de fuego. Recuerde Ap. 1:14-16.

¡Y esta misma simbología encontramos ahora en las siete iglesias, representadas como candelabros que deben estar llenas del simbólico “aceite” del Espíritu Santo, para alumbrar en medio de las tinieblas espirituales de este mundo!

En el año 70 d.C., los romanos destruyeron el templo de Jerusalén bajo el general Tito, y robaron el grandioso candelabro de oro del templo que finalmente desapareció en el tesoro romano.

Pero ahora encontramos una aplicación mucho más gloriosa del candelabro, en una nueva dimensión simbólica y espiritual, mediante las siete iglesias a los largo de la historia cristiana. ¡Porque lo que verdaderamente vale no es el objeto físico y literal, limitada geográficamente a un solo lugar, sino su aplicación espiritual ilimitada simbólicamente!

Ahora en el Nuevo Testamento, Jesucristo aparece como nuestro gran Sumo Sacerdote en el santuario celestial del Nuevo Pacto.

gran Sumo Sacerdote“Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús… Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión… Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado… Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro… por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.” Hebreos 3:1; 4:14-16; 7:25;

¡Jesús ministra de esta manera grandiosa, en medio de sus
“siete iglesias” proféticas, a lo largo de la historia cristiana!

Es de esta manera que nuestro Señor Jesús ayuda a sus siete iglesias (“lámparas”) a brillar con fuerza. En los mensajes a las siete iglesias, el Señor alaba sus buenas cualidades pero reprende sus faltas. Además invita constantemente a un profundo cambio, llamando a los miembros de sus iglesias al arrepentimiento sincero de sus pecados. Lo maravilloso es que ofrece a cada una de sus iglesias maravillosas recompensas si llegamos a ser “vencedores”.

La perspectiva profética de las siete iglesias

En los dos temas pasados ya presentamos la idea que las siete iglesias del Apocalipsis se refieren a siete periodos definidos dentro de la historia cristiana, desde al tiempo apostólico hasta el retorno de Jesucristo. He aquí unos detalles para confirmar y aclarando este aspecto.

  1. En el contexto directo de las siete iglesias, Jesucristo ordena al profeta Juan lo siguiente: “Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.” Apocalipsis 1:19. De esta manera el Señor nos da a entender que se trata de iglesias simbólicas, con un cumplimiento profético a largo plazo.
  2. Lo mismo se entiende al leer que Jesucristo tiene “en su diestra [es decir en su mano derecha] las siete estrellas”, y al explicar que aquí se trata de los mensajeros (“ángeles”) o ministros de las siete iglesias. Apocalipsis 1:16, 20.

Los antiguos creían que las estrellas dirigen el destino del hombre. Esta creencia popular se originó tras el diluvio en los tiempos babilónicos, cuando se desarrolló la pagana astrología, de la cual deriva el horóscopo, etc. Recuerde los temas 5 al 7 de mi seminario.

Hay que saber que Dios utiliza a veces en su palabra conceptos populares de la época, que todos pueden entender, para facilitar la comprensión de un mensaje. Es por eso que al presentar a los ministros de las siete iglesias como “estrellas” en su mano, nos da a entender que Él conoce el destino de las siete iglesias y sus liderazgos religiosos. Por lo tanto pudo inspirar estas profecías a Juan con siglos y milenios de anticipación, con lujo de detalle.

  1. La simbología del número 7 confirma la interpretación histórica que las siete iglesias representan las siete épocas de la historia de la iglesia cristiana, desde su inicio hasta su fin. El número 7 tiene un valor simbólico. ¡Muchas antiguas civilizaciones como los babilónicos, los sumerios, los cananeos y los israelitas utilizaban al número 7 como símbolo de totalidad y perfección! Ya lo analizamos parcialmente en el tema 81.

El número 7 aparece 88 veces en el Nuevo Testamento.
¡De los cuales 55 veces se encuentran en el Apocalipsis!

Citamos del tema 81: El número 7 es un símbolo bíblico y profético, en contraste con el 6, y representa plenitud y perfección, siendo la medida perfecta y santa, como demuestran muchos ejemplos bíblicos, sobre todo apocalípticos, donde encontramos no solo 7 iglesias, sino también 7 candeleros, 7 estrellas, 7 ángeles, 7 sellos, 7 trompetas, 7 plagas, 7 truenos, 7 ojos, 7 espíritus, 7 cabezas, 7 montes, 7 reyes, 7 copas). Ap. 1:20; 5:1, 6; 8:6; 10:3; 12:3; 15:1; 16:1; 17:9, 10.

  1. Recordemos también del tema 81 que no eran solo 7 iglesias las que hubo en Asia. Es también por eso que ¡las 7 iglesias del Apocalipsis representan a la Iglesia en su totalidad!

siete iglesiasCitamos del tema 81: “Las siete iglesias que están en Asia”, que reciben las visiones del Apocalipsis escritas en un libro y con este precioso saludo son “Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea”, como leemos en el versículo 11. Para una comprensión correcta de “las siete iglesias” del Apocalipsis, es necesario saber que había más que estas 7 iglesias en Asia menor, como por ejemplo “Colosas” cerca de Laodicea, “Mileto”, cerca de Patmos y Efeso, y “Troas” cerca de Pérgamo. Vea Hechos 20 y Colosenses 1:2. Además había otras iglesias cristianas en “Ponto, Galicia, Capadocia, Asia y Bitinia”. 1 Pedro 1:1.

  1. En la parte final de cada uno de los mensajes a las 7 iglesias dice cada vez la misma frase: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” VeaApocalipsis 2:7, 11, 17, 29; 3:6, 13, 22.

oidos-para-oirLo que debe llamarnos la atención para una interpretación correcta es el plural que la frase usa cada vez… “el Espíritu dice a las iglesias. Así que el mensaje enviado por ejemplo a la Iglesia de “Efeso” ¡va dirigido a todas las iglesias de su época histórica! En el caso de “Efeso”, sabemos ya que se refiere a la iglesia apostólica del año 31 d.C. al año 100 d.C. Recuerde el tema 82. Así que el mensaje a “Efeso” es dirigido a todas las iglesias cristianas de esa fase inicial de la Cristiandad, durante ese preciso lapso de tiempo.

Pero hay una segunda aplicación que ya vimos en el tema pasado. Pues este plural también se refiere a las amonestaciones y promesas dadas a cada una de las 7 iglesias en particular que se dirigen a los miembros de las iglesias de las 7 etapas de la Cristiandad a lo largo de su historia. Por ejemplo la promesa al vencedor de “comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios” (Ap. 2:7), dada a la iglesia de “Efeso”, también es para los miembros de las demás iglesias, en los siguientes periodos de la historia cristiana, hasta el retorno de Jesucristo.

  1. Otra confirmación de la interpretación profética de las 7 iglesias encontramos en la cuarta iglesia, la de “Tiatira” que aparece en Apocalipsis 2:18-29. Dice en su descripción que estudiaremos con detalle en el tema 86: “Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.” Apocalipsis 2:23.

En el mensaje a “Tiatira” resalta la declaración que “todas las iglesias sabrán”, indicando que hay una audiencia más amplia y que el mensaje no está dirigido exclusivamente a tan solo una iglesia literal, local y limitada geográficamente de la época apostólica. Es por eso que “el Espíritu dice a las iglesias, como analizamos hace unos instantes.

  1. ¡En el Israel antiguo era una práctica común extraer una profecía de una ubicación geográfica! Veamos dos ejemplos que nos ayudan a entender que Dios utiliza este mismo principio profético con las 7 iglesias del Apocalipsis.

El profeta Miqueas tejió toda su visión del futuro en torno a los nombres de las ciudades palestinas. Vea Miqueas 1:10-16.

También el profeta Daniel utilizó las situaciones geográficas y estratégicas del “norte” y del “sur” para expresar su visión profética. Recuerde Daniel 11 y los temas 103 al 113 de este seminario.

  1. A medida que avanzan las descripciones de las 7 iglesias, encontramos una presencia cada vez más cercana del retorno de Jesucristo:

1º Iglesia = Efeso: “… arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y te quitaré tu candelero de su lugar…” Apocalipsis 2:5.

2º Iglesia = Esmirna: “El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto…” Apocalipsis 2:8.

3º Iglesia = Pérgamo: “Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca…” Apocalipsis 2:16.

4º Iglesia = Tiatira: “Pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga.” Apocalipsis 2:25.

5º Iglesia = Sardis: “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.” Apocalipsis 3:3.

6º Iglesia = Filadelfia: He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.” Apocalipsis 3:11.

Jesus esta a la puerta7º Iglesia (última) = Laodicea: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Apocalipsis 3:20.

En la primera y la tercera, Cristo hace alusión a su “venida”, pero no en referencia a su gran retorno en gloria y majestad del fin de los tiempos, sino en un contexto simbólico de intervención espiritual de castigo por incumplimiento de deberes. En la segunda no menciona su retorno. ¡Recién a partir de la cuarta, menciona su glorioso retorno en cada una de las cuatro iglesias restantes, con énfasis creciente! En la cuarta menciona su venida en gloria y majestad por primera vez. En la quinta menciona su retorno por segunda vez, haciendo más énfasis en ella. En la sexta menciona su venida como “pronta”. ¡Y en la séptima y última ya se presenta como estando a la puerta misma!

De esta manera vemos como en las 7 iglesias, el retorno de Jesucristo se acerca progresivamente, a medida que van pasando una tras otra, ¡reconfirmando que se trata de una secuencia de épocas en la historia cristiana, desde el tiempo apostólico hasta el retorno de Jesucristo!

  • Gracias a este tema entendemos que el trasfondo de los siete mensajes a las siete iglesias es pastoral y a la vez profético, pues es esa combinación la que necesita la Cristiandad a lo largo de su difícil historia.

En el siguiente tema analizaremos la segunda iglesia, la de Esmirna.

Autor: Enrique Rosenthal

2 comentarios

  1. pedro

    hola como esta. una pregunta , quienes son los 7 mensajeros a las 7 iglesias. hubieron personas destacadas durante la historia cristiana? por que veo que en cada periodo, que son 7 hay un mensajero.

    1. Enrique Rosenthal

      Estimado Pedro! Los siete ángeles (mensajeros) de las siete iglesias figuran simbólicamente como su fiel liderazgo (ya sea ordenado o laico), responsable de transmitir estos mensajes a los creyentes en general de su época correspondiente. Con seguridad cada periodo tuvo sus personajes destacadas en la transmisión de estos mensajes, pero no pienso que los podamos definir. Atentamente y bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 .

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Boletín profético

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.