«

»

Nov 19

Daniel 7 – El cuarto reino (Tema 19)

El terrible y espantoso cuarto reino de hierro

El terrible y espantoso cuarto reino de hierroRecordemos que el cuarto y último metal con sus diez dedos, equivale a la cuarta y última bestia con sus diez cuernos (Daniel 2 y 7). ¡Roma! En ambas profecías se añade un nuevo elemento. En Daniel 2 se agrega el barro cocido de alfarero mezclándose con el hierro en los pies y los 10 dedos de la imagen, equivalente al cuerno pequeño que en Daniel 7 se mezcla entre los diez cuernos.

En los temas anteriores ya hemos identificado a este cuarto y último reino como Roma. Estamos viendo que Roma sufre una transición con sus 10 dedos (10 cuernos) y su barro (cuerno pequeño) que analizaremos en este tema y en el siguiente.

Pero lo que ya sabemos es lo siguiente:

  • Jesús define a Roma como el enemigo del pueblo de Dios. Luc. 21:20, 21.
  • Daniel define a Roma como el desolador del Mesías, de Jerusalén y del templo. Dan. 9:26, 27.
  • San Juan define a Roma como el dragón, dando a entender que se trata de un reino diabólico. Ap. 12:1-5.
  • ¡Ni Babilonia, ni Medo-Persia, ni Grecia son llamados enemigos del pueblo de Dios! Ninguno de los tres es comparado con el dragón, ni llamado el desolador. Más bien el pueblo de Dios tuvo bastante buenas relaciones con estos tres imperios, como estudiamos en el tema anterior.

Pero en este tema veremos dos razones adicionales para entender con mayor detalle, por qué Roma se merece realmente los tres títulos que acabamos de ver (enemigo, desolador y dragón).

1) Roma arrebata al pueblo de Dios su “tierra prometida”

Dios había dado a su pueblo un lugar para establecerse y habitar. Gén. 12:1; 11:31. Se trataba de Canaán, la tierra donde fluye leche y miel. Ex. 3:17; Lev. 20:24. También llamada “la tierra prometida” (Hebreos 11:9), “la tierra de los Hebreos” (Gén. 40:15), “la tierra de Israel”, “la tierra de Judá” o “Judea”, “La Tierra Santa” y “Palestina”.

  • ¡Ni Babilonia, ni Medo-Persia, ni Grecia quitaron al pueblo de Dios sus tierras! Durante el cautiverio de Babilonia, “la tierra de Judá” llegó a ser una provincia del Imperio babilónico, y Nabucodonosor puso un gobernante sobre aquel lugar. 2 Rey. 25:22, 24. Bajo los Medo-Persas a los hebreos les fue permitido volver a sus tierras y reconstruir su ciudad y su templo y ser nuevamente una nación autónoma. Bajo los griegos, Canaán llegó a ser incluido pacíficamente en el territorio del Imperio Griego, pero el pueblo de Dios tuvo un muy buen trato con ese reino.
  • ¡Pero la historia fue otra bajo el Imperio Romano!

Tito toma la ciudad y el templo“La ciudad y el templo fueron tomados por Tito, y totalmente destruidos, 70-71 d.C., y la nación judía dejó de existir en la tierra de sus padres.“Diccionario de la Santa Biblia” Editorial Caribe – W. W. Rand – Página 321.

“Los dos puntos focales de su desarrollo [del Judaísmo] fueron las dos destrucciones del templo de Jerusalén en 583 a.C. y 70 d.C.” La segunda tuvo como consecuencia la destrucción del estado Judío en 70 d.C.” y una “extensa dispersión de los judíos” por el mundo. Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 619.

Jesús predijo que como consecuencia de la destrucción de Jerusalén por los ejércitos romanos, los judíos serán llevados cautivos a todas las naciones.” Lucas 21:24.

He aquí la primera razón adicional porque Roma es el enemigo y el desolador del pueblo de Dios y llamado el dragón. Los hebreos fueron el único pueblo en la historia del mundo que recibieron de parte de Dios un territorio definido. ¡Pero el poder diabólico romano se atrevió a arrebatar al pueblo de Dios por la violencia lo que Dios le había dado mediante la promesa! Con mucha razón los primeros cristianos vieron en el Imperio Romano el cumplimiento del número de la bestia, el seiscientos sesenta y seis. Dios mostró en visión a San Juan esta bestia romana con sus 10 cuernos y con las mismas características de cuerno pequeño en Apocalipsis 13, donde recibe el número misterioso 666. Vea Ap. 13:1, 2, 5-7, 18 y compare con Dan. 7:7, 8, 21-25.

Roma no solo destruyó a los judíos, sino también a los cristianos durante siglos.

El número de la bestia: 666

Latín era el idioma oficial del Imperio Romano. Lateinos significa “La persona que habla latín”. Ireneo (125 d.C. al 200 d.C.) era obispo de Lyon. El dijo: “Entonces Lateinos tiene el número seiscientos sesenta y seis; y es una muy probable solución, que este sea el nombre de este último reino (de los cuatro vistos por Daniel). Ya que los latinos son aquellos que reinan actualmente”. “Contra los herejes” por Ireneo, libro 5, cap. 30, pár. 3.

LATEINOS“La persona que habla Latín”en griego
L  =    30 lambda
A  =      1 alpha
T  =  300 tau
E  =      5 epsilon
I   =     10 iota
N  =    50 nu
O  =    70 omicron
S  =   200 sigma
————  
    666  
ROMIITH“El reino romano”en hebreo
R     =    200 resh
O     =       6 waw (vav)
M    =      40 mem
I      =       10 yod
I      =       10 yod
TH  =     400 taw
———-  
   666  

HE LATINE BASILEIA  “El reino latino”

en griego antiguo

H  =       0 (transliteral)
Cristianos quemados y devorados vivos

Cristianos quemados y devorados vivos por los leones en el coliseo de Roma del Imperio Romano para espectáculo de los romanos.

E  =       8 eta
   
L  =      30 lambda
A  =        1 alpha
T  =    300 tau
I   =      10 iota
N  =     50 nu
E  =       8 eta
   
B  =      2 beta
A  =      1 alpha
S  =   200 img
I   =     10 iota
L  =     30 lambda
E  =      5 epsilon
I   =     10 iota
A  =      1 alpha
 ———-666     

 http://biblelight.net/666.htm

Dios el esposo – La iglesia su esposa

Una mujer representa en la simbología bíblica y profética una Iglesia o Religión, siendo Dios su marido o esposa. Vea: 2 Cor. 11:2; Is. 54:5; Oseas 2:16, 19, 20, Ap. 19:7, 8; etc. La relación que Dios desea tener con su mujer es la siguiente. El desea guiarla, sostenerla, amarla y cuidarla, etc. Y Dios exige de su mujer que le sea leal, fiel y obediente, etc.

El Judaísmo se convierte en ramera

En una época de su historia, el Judaísmo llegó a ser temporalmente una ramera al ir tras la idolatría y las imágenes de las naciones que la rodearon (Egipto, Asiria y Babilonia) como veremos en el pasaje siguiente. Una ramera es una mujer (Iglesia o Religión) que se apartó de Dios y tuvo relaciones ilícitas y prohibidas. En el tema 15 ya hemos tocado algo de estas simbologías. Pero ahora veremos más detalles.

Adoración del becerro de oro“Hijo de hombre, notifica a Jerusalén sus abominaciones… Te hice multiplicar como la hierba del campo; y creciste y te hiciste grande, y llegaste a ser muy Hermosa… Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en pacto contigo, dice el Señor, y fuiste mía… Pero confiaste en tu hermosura, y te prostituiste a causa de tu renombre, y derramaste tus fornicaciones a cuantos pasaron; suya eras. Y tomaste de tus vestidos, y te hiciste diversos lugares altos, y fornicaste sobre ellos… te edificaste lugares altos, y te hiciste altar en todas las plazas… Y fornicaste con los hijos de Egipto, tus vecinos… Fornicaste también con los asirios, por no haberte saciado; y fornicaste con ellos y tampoco te saciaste. Multiplicaste asimismo tu fornicación en la tierra de Canaán y de los caldeos, y tampoco con esto te saciaste. ¡Cuán inconstante es tu corazón, dice Jehová el Señor, habiendo hecho todas estas cosas, obras de una ramera desvergonzada, edificando tus lugares altos en toda cabeza de camino, y haciendo tus altares en todas las plazas!Ez. 16:2, 7, 8, 15, 16, 24, 26, 28-31, 35.

El Cristianismo se convierte en ramera

Dios nos revela en el libro del Apocalipsis una segunda manera en la que una mujer (Iglesia o Religión) se convierte en ramera. Ocurre cuando la Iglesia abandona a Dios y se une con la política terrenal. Es decir cuando la Iglesia se une con el Estado.

“Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación… y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA… Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.” Ap. 17:1, 2, 5, 15.

2) Roma proclama al Cristianismo la religión oficial del Imperio

La razón que nos provee Dios en el Apocalipsis por la que la Iglesia llegó a ser una ramera con el nombre de Babilonia es la siguiente. La Iglesia “fornicó con los reyes de la tierra”. Es decir abandonó a Dios y se metió con la política global. Tuvo relaciones prohibidas e ilícitas con los gobiernos del mundo. La Iglesia se unió con el Estado.

Emperador Teodosio

Emperador Teodosio

“El año 313 el emperador Constantino promulgó el Edicto de Milán por el que se reconocía oficialmente al Cristianismo, se proclamaba la seguridad del culto y se concedía a las comunidades cristianas la consideración de personas jurídicas… Esta etapa de la historia de la Iglesia se cierra con el decreto del emperador Teodosio (379-395) por el que se proclamó el Cristianismo como la religión oficial del Imperio[Romano].” Historia del Hombre. Alcides Parejas Moreno, Don Bosco Editorial, p. 133.

He aquí la segunda razón adicional porque Roma es el enemigo y el desolador del pueblo de Dios y llamado el dragón. ¡La Iglesia (el pueblo de Dios) fornicó justamente con el enemigo! ¡No pudo elegir una pareja peor! Se metió con el desolador. Su unió al dragón.

  • ¡Ni Babilonia, ni Medo-Persia, ni Grecia hicieron del Judaísmo la religión oficial de sus Imperios! Pero justamente Roma hizo del Cristianismo la religión oficial de su Imperio.

Dios condena la unificación de Iglesia y Estado

¡La religión y la política no deberían unirse nunca! La opinión de Cristo al respecto es muy clara:

Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.” Mat. 22:21. Jesús era un defensor de la separación de Iglesia y Estado,

Unión entre Iglesia y EstadoCuando se une la religión con la política surge el siguiente gran problema. Como consecuencia de esta unión prohibida se emiten leyes religiosas que tienen como fruto la persecución de minorías que creen diferente. Pues cuando el Estado se une con la Religión, dicta lo que el poblador debe creer y lo que no debe creer y como el habitante debe adorar y como no debe adorar. ¡De esta manera se pierde la libertad religiosa y de consciencia! La intolerancia religiosa aumenta y la persecución inicia.

He aquí 3 ejemplos de la consecuencia fatal de la unificación de Iglesia y Estado.

Babilonia: Nabucodonosor, como cabeza de la Iglesia y del Estado babilónico, emitió una “ley religiosa” imponiendo la adoración de una estatua dorada. Todos aquellos que no obedecerían, iban a ser echado en un horno de fuego. Dan. 3.

Medo-Persia: Darío, como cabeza de la Iglesia y del Estado de medopersia, emitió una “ley religiosa” imponiendo la adoración de si mismo durante un lapso de un mes. Todos aquellos que no obedecerían adorando al rey, iban a ser arrojados en un foso de leones. Dan.6

Roma: Algunos sacerdotes judíos deseaban matar al Jesús. Pero no tenían el poder para realizar su objetivo por sus propios medios. Tuvieron que buscar el brazo político de los gobernadores Herodes y Poncio Pilato. Y ¡cuando la religión se unió con la política, Jesús fue crucificado! Lucas 22 y 23.

Con razón Dios rechaza y desaprueba enfáticamente y categóricamente la unión de la Religión con la Política. Es algo tan ofensivo para Dios, que si su Iglesia o Pueblo se une con los gobiernos de este mundo deja de ser su “mujer/esposa” y se convierte en una “ramera fornicaria”.

RESUMEN HISTÓRICO ANTICIPADO

Después de este resumen histórico encontrará varias citas de diferentes libros históricos y diccionarios respecto a los eventos históricos que resumiremos a continuación.

Imperio Romano

A la bestia romana le salen 10 cuernos. Tras ellos sale un cuerno pequeño delante del cual son arrancados 3 de los 10 cuernos primeros. Ya hemos estudiado que se trata de las 10 tribus bárbaras que conquistaron al Imperio Romano y lo subdividieron en 10 partes. En realidad conquistaron e hicieron caer al Imperio Romano Occidental pues el Imperio Romano Oriental se mantuvo todavía durante 10 siglos más. He aquí la subdivisión del Imperio Romano en las dos piernas de hierro de la imagen profética de Daniel 2.

Inicialmente hubo un grupo de ancianos/obispos en cada congregación o iglesia cristiana local. Ellos fueron elegidos por los miembros de la comunidad de fieles. Se trataba de personas reconocidas como íntegras e idóneas para ese cargo dentro de la congregación. En el siglo IV hubo un cambio y ya solo hubo un anciano/obispo por iglesia o congregación cristiana el cual ya no fue elegido por las bases sino por el cuerpo electoral restringido y estrictamente señalado. Ellos llegaron a ejercer funcionas políticas a parte de sus funciones religiosas. Luego hubo obispos sobre obispos. Y los obispos de las ciudades más importantes luchaban por la supremacía obispal. En Occidente era la ciudad de Roma y en Oriente eran las ciudades de Constantinopla, Antioquía, Alejandría y Jerusalén.

Mapa del Imperio Romano

Cuando la sede del Imperio Romano fue trasladada de Roma a Constantinopla (la “Nueva Roma”), el obispo de Roma llegó a ser el obispo más poderoso de Occidente, heredando el poder de los emperadores romanos de Occidente, y fue llamado el papa.

El Papa
Roma Occidental
El Papa - Roma Occidental

Los obispos de las cuatro ciudades más importantes del Oriente fueron llamados patriarcas. El más poderoso entre ellos con supremacía sobre los demás llegó a ser el patriarca de Constantinopla(la “Nueva Roma”), llamado el “Patriarca Ecuménico o Universal”.La religión de Roma Occidental, bajo el papado, llegó a ser la Iglesia Católica Romana y la religión de Roma Oriental, bajo los patriarcas, llegó a ser la Iglesia Ortodoxa Oriental. “Ortodoxa” viene de las palabras griegas que significan “creencia correcta”. Los patriarcas de Oriente no reconocieron la supremacía del papa de Roma. Llegó a un Cisma (división).

Patriarca
Roma Oriental
Patriarca - Roma Oriental

Las 10 tribus bárbaras fueron cristianizadas. 7 de ellas aceptaron el catolicismo romano, siendo los francos bajo Clodoveo la primera de ellas. Pero 3 de las tribus bárbaras aceptaron el arrianismo (doctrina que no reconoce la divinidad de Cristo). Fueron los hérulos, los vándalos y los ostrogodos. En el año 476, Odoacro, jefe de la tribu bárbara arriana de los hérulos obligó al emperador romano Rómulo Augústulo a abdicar, hecho que puso fin e hizo caer al Imperio Romano de Occidente.

Teodorico de los Ostrogodos

Teodorico de los Ostrogodos

Los emperadores del Imperio Romano de Oriente aceptaron la fe católica romana y se pusieron en marcha para destruir a las tribus arrianas que significaban una seria amenaza. Hay que mencionar sobre todo a dos de los ellos: Zenón y Justiniano. Zenón envió a Teodorico, que estaba establecido con sus ostrogodos sobre territorio de Roma Oriental, a Italia para que se establezca en aquellas tierras cálidas. De esta manera Zenón se deshizo de la  amenaza de los ostrogodos arrianos en sus propios territorios y provocó una guerra entre los ostrogodos y les hérulos arrianos que estaban asentados en Italia y gobernaban en Roma. Tras cinco años de lucha, en el año 493, los hérulos fueron vencidos y se perdieron en la historia. Teodorico mató personalmente a Odoacro. Quedaban solo 2 reinos arrianos. Los vándalos en el norte de África y los ostrogodos como nuevos gobernantes sobre Italia y Roma.

Justiniano

Justiniano

Entonces hubo otro emperador en Oriente. Justiniano. El era un fiel católico romano y deseaba liberar al obispo de Roma de los arrianos, y a los católicos del norte de África de las persecuciones arrianas. Justiniano proclamó al obispo de roma como “cabeza de todas las santas iglesias” y envió a su general Belisario en una guerra santa para convertir o eliminar a los arrianos de Occidente. Belisario destruyó primero a los vándalos en el norte de África en el año 534. Entonces marchó con sus tropas de 5000 hombres hacia Roma. Llegó a ser prisionero de la ciudad que deseaba liberar, pues los ostrogodos la sitiaron con 150.000 soldados. Entonces los ostrogodos cometieron un fatal error estratégico. Destruyeron los 14 acueductos que llevaban agua a Roma. Pensaron en obligar a Belisario a rendirse, cortando el suministro vital. Pero provocaron su propia destrucción, pues el agua se estancaba alrededor de Roma, creando enfermedades por causa de los mosquitos que se desarrollaron. En marzo de 538 Belisario derrotó a los ostrogodos fácilmente que habían sido diezmados por las enfermedades.

  • ¡De esta manera fueron arrancadas las 3 tribus bárbaras que no aceptaron al obispo de Roma como su autoridad! Los hérulos en 493, los vándalos en 534 y los ostrogodos en 538. Ya no hubo oposición contra el obispo de Roma quien comenzó a ejercer soberanía absoluta sobre las demás tribus bárbaras en el antiguo Imperio Romano Occidental. Los papas llegaron a ser en cierto sentido la continuación religiosa-política de los antiguos cesares romanos.
  • Vale mencionar que hubo otra tribu arriana que eran los visigodos. Pero ellos no causaron problemas al papado pues estaban al otro extremo europeo más allá de los poderosos francos católicos que protegieron al obispo de Roma. Los visigodos dejaron de ser arrianos pues también se convirtieron al catolicismo romano y llegaron a ser la nación española.

CITAS HISTÓRICAS DE LOS DIFERENTES ASPECTOS MENCIONADOS

La conversión de las 10 tribus bárbaras al Cristianismo

“La conversión era un proceso lento, por lo que los efectos de la conversión de los pueblos germanos no se evidenciaron desde el principio, sino que fueron manifestándose sucesivamente, en múltiples modos, durante muchos siglos de la historia europea. Por ende, la Iglesia dio a la Europa cristianizada una unidad que substituyó a la vieja unidad romana destrozada por los germanos.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 318.

Recuerde que fueron 10 tribus bárbaras que se dividieron el Imperio Romano cuando cayó en 476 d.C. re presentados por los 10 dedos del cuarto y último metal de la imagen de Daniel 2 y por los 10 cuernos de la cuarta y última bestia de Daniel 7.

7 de ellas aceptaron el cristianismo católico romano.  Fueron las siguientes tribus:

1)
Los Anglosajones Inglaterra
2)
Los Francos Francia
3)
Los Germanos (Alamanes) Alemania
4)
Los Lombardos Italia
5)
Los Suevos Portugal
6)
Los Visigodos España
7)
Los Burgundios Suiza

La conversión de los bárbaros. Al primitivo movimiento monástico se debió la conversión al cristianismo de los pueblos germánicos. Godos y vándalos se habían convertido al arrianismo, mientras Clodoveo, rey de los francos, se convirtió al cristianismo ortodoxo [católico romano], con muchos de los suyos.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 316.

Y 3 de ellas aceptaron el cristianismo arriano. Fueron las siguientes tribus:

8)
Los Ostrogodos Fueron destruidos
9)
Los Hérulos Fueron destruidos
10)
Los Vándalos Fueron destruidos

El arrianismo

El diccionario define arrianismo de la siguiente manera: Herejía que negaba la eternidad de Jesucristo el Hijo de Dios como el Logos. Fue condenada por el Concilio de Nicea en 325. Arrio dijo (para citar a Sócrates Escolástico): “Si el Padre engendró al Hijo, aquel que fue engendrado tuvo un principio en cuanto a la existencia: y de esto se hace evidente que hubo (un tiempo) cuando el Hijo no existía. Por lo tanto la consecuencia necesaria es que él tuvo su subsistencia de la nada”. Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 82.

El arrianismo afirmaba que Cristo no era consustancial al Padre, sino creado por Él y, por tanto, temporal y no divino; el concilio de Nicea condenó esta doctrina y reafirmó la divinidad de Cristo.” “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 284.

Las tribus bárbaras se convierten – algunas al arrianismo y otras al catolicismo romano

La primera tribu bárbara que se convirtió al catolicismo romano fueron los francos (Francia). Era en su época la tribu más poderosa entre las diez que conquistaron al imperio romano.

“El principal de aquellos reinos mayores era el de los francos… Un cierto Clodoveo o Ludovico se convirtió rey de los francos… Pagano primero, se convirtió al catolicismo cuando comprendió el beneficio que le representaría tener la Iglesia católica a su lado. No se convirtió, pues, a la fe arriana, sino a la católica…” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 296.

Fueron los misioneros, reyes y ejércitos francos que apoyaron sobre todo en la cristianización católica de las demás tribus bárbaras.

La instalación de pueblos germanos que practicaban el arrianismo o el paganismo… obligó a las autoridades eclesiásticas a practicar una política de atracción sobre los invasores, que acabaron aceptando el catolicismo entre los siglos V y VI… una política de transmutación de lugares, ritos y costumbres paganas en cristianas, señalada por el propio Papa, permitió la conversión de los anglosajones en los primeros años del siglo VII… de fecha más tardía data la evangelización de Germania, en la que participaron misioneros… del reino franco… La zona de Bélgica fue cristianizada por el franco San Amando… La región del sur de Alemania, Suiza y Austria recibieron la nueva fe… Frisia y Bavaria fueron débilmente cristianizadas… con el apoyo de los ejércitos y reyes francos.” 293, 294.

Los 3 cuernos arrancados

La primera característica mencionada del cuerno pequeño en la profecía del libro de Daniel es el hecho que arranca a 3 cuernos. Este hecho es tan importante que se repite tres veces en el capítulo 7 del libro de Daniel. Es por eso que tenemos que estudiarlo con tanta amplitud para dar un buen fundamento histórico a la comprensión de esta profecía

  • “Mientras yo contemplaba los [diez] cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros…” Dan. 7:8.
  • “Entonces tuve deseo de saber… acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro [el cuerno pequeño] que le había salido, delante del cual habían caído tres…” Dan. 7:19, 20.
  • “Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro [el cuerno pequeño]y a tres reyes derribará.” Dan. 7:24.

Los arrianos no reconocieron a al obispo de Roma como cabeza de la cristiandad porque tuvieron otra fe creyendo cosas diferentes. Estaban en oposición con el catolicismo romano y llegaron a ser un obstáculo para el obispo de Roma en su esfuerzo de tomar el control de todo el antiguo Imperio Romano. La controversia agitaba durante siglos al mundo cristiano y los arrianos se hicieron en todo lugar grandes enemigos del papa y de la Iglesia Católica Romana. La difusión del arrianismo frenaba la marcha del catolicismo romano. Además la posesión de Italia y de su renombrada capital por un pueblo arriano era fatal para la supremacía de un obispo católico. La diferencia irreconciliable en la religión era fuente constante de celos y odio. Los obispos romanos, fueron asediados por todos lados.

Por otro lado, se establece, mediante una variedad de los anales más auténticos, que tanto los emperadores como las naciones en general distaban mucho de sentirse dispuestos a soportar con paciencia el yugo de servidumbre que la sede de Roma estaba imponiendo arrogantemente a la iglesia cristiana. Los príncipes godos pusieron límites al poder del obispo de Roma en Italia; no permitían que nadie fuese elevado al pontificado sin su aprobación, y se reservaban el derecho de juzgar la legalidad de cada nueva elección.” Juan L. Mosheim, “An Ecclestiastical History, Ancient and Modern.” Tomo 1, págs. 113, 114.

La caída del Imperio Romano de Occidente

Recordemos que fueron los reinos bárbaros que invadieron al Imperio Romano. En detalle ya lo hemos estudiado en el tema 10 de este seminario. He aquí un recordatorio:

“Invasiones y reinos bárbaros. Al este se hallaban los godo, en el centro los vándalos y lombardos y hacia el Oeste los francos, alamanes, anglos y sajones, por mencionar sólo unas cuantas de las muchas tribus y subtribus. No podemos decir con precisión lo que las llevó a presionar cada vez más el Imperio romano… Y una ve los bárbaros en la frontera romana, el señuelo de tierras más cálidas, la riqueza y la debilidad del Imperio los incitaron.”  “Historia del mundo” de R. Flenley y W.N. Weech, Editorial Iberia, pág. 292.

“La <<ruptura>> del Imperio Romano. Los inicios de la época bárbara… la invasión de los bárbaros: <<La civilización romana no ha muerto de muerte natural. Ha sido asesinada>>… al este… estaban los godos, divididos en ostrogodos y visigodos; en el centro y oeste, los vándalos… burgundios… suevos, alamanes… y francos… al norte… se encontraban los anglos… sajones y lombardos…” “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 264, 265.

“A partir del siglo II d.C. tribus bárbaras empezaron a movilizarse en las fronteras del Imperio. Ya en el siglo IV constituyeron una grave amenaza, pues el año 410 saquearon la ciudad de Roma… Y, por último, el año 476 el jefe germano Odoacro [de los Hérulos] obligó al [último] emperador romano [de Occidente – Rómulo Augústulo] a abdicar, hecho que marca el fin de la Edad Antigua.” “Historia del Hombre” de Alcides Parejas Moreno, Editorial, Don Bosco. pág. 120.

El Imperio Romano se quiebra en Occidente y Oriente

Mientras el Imperio de Occidente caía ante el empuje de los bárbaros el año 476, el de Oriente se mantuvo diez siglos más.” “Historia del Hombre” de Alcides Parejas Moreno, Editorial, Don Bosco. pág. 121. El Imperio Romano de Oriente se llegó a conocer con el nombre de “Imperio Bizantino” o “Imperio Romano Oriental Bizancio”.

El imperio de Occidente se dividía en reinos bárbaros. Desde el 476 ya no hubo emperador de Occidente y el de Oriente sólo retenía, al oeste, las islas italianas y ciertos fragmentos de la península itálica… Mientras la Iglesia de Occidente se atenía al papa de Roma, la de Oriente tenía en Constantinopla su propio patriarca, y los usos de las Iglesias católicas de Roma y Grecia fueron difiriendo tanto, que en 1054 sobrevino entre ambas un cisma final y tajante.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Página 299, 302.

“Éstos [los patriarcas de Roma Oriental], sucesores directos de los emperadores romanos, eran autócratas, jefes a la par de la Iglesia y el Estado, y monarcas de pueblos de muchas lenguas y razas diseminadas en los tres Continentes de Asia, África y Europa.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 303.

Un monarca es el “jefe de una monarquía”. Una monarquía es un “gobierno en que el poder supremo reside en una sola persona”. Diccionario de la lengua española / Veron, pág. 452.

La lucha por la supremacía de los obispos

Originalmente había grupos de obispos o ancianos en cada iglesia y congregación cristiana y nadie ejercía autoridad sobre otro. Respecto al desarrollo de la organización eclesiástica dice lo siguiente. Preste atención además a la unión entre la religión con la política.

“El obispo… A sus funciones puramente religiosas, añadió otras de carácter político administrativo, al deteriorarse el gobierno municipal y regional romano… Con el tiempo, fue afirmándose la supremacía de aquellos obispos que residían en la capital de las antiguas provincias –los cuales recibieron el nombre de metropolitanos- y que ejercían una especie de jefatura sobre las diferentes diócesis de su entorno… el primitivo sistema de elección del obispo por la comunidad de fieles y presbíteros fue sustituido por el cuerpo electoral restringido y selecto señalado… En Oriente, por encima de los metropolitanos se encontraban los titulares de sedes de singular importancia por razones históricas, religiosas o políticas: los patriarcas de Antioquía, Alejandría, Jerusalén y Constantinopla.”  “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 289, 290.

Gradualmente, con… el reconocimiento imperial de la iglesia en el siglo IV, fue surgiendo el obispo único a cargo de una diócesis o grupo de iglesias. Generalmente se trataba de alguien que encabezaba una ciudad o iglesia urbana… También surgieron obispos sobre obispos; es decir: papa, patriarca, metropolitano y arzobispoLa estrecha relación entre la iglesia y el estado y el ascenso al poder en el Occidente de la sede de Roma, tuvieron un efecto importante sobre el desarrollo del episcopado. Durante y después de los tiempos medievales los obispos eran tanto señores temporales como espirituales.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 793.

La lucha por la supremacía obispal

“Detrás de las controversias teológicas se escondían luchas por establecer la supremacía entre los cuatro grandes patriarcados de Oriente –Antioquía, Alejandría, Jerusalén y Constantinopla- y de éstos respecto a Roma[de Occidente].” “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 284.

Al principio del siglo V, el cristianismo era la religión oficial y admitida del Imperio romano, con una organización fundada, en considerable parte, en la misma organización del Imperio. Las provincias imperiales eran provincias eclesiásticas y las ciudades tenían sus obispos, siendo los principales los de Roma, Alejandría y Antioquía. Sobre los obispos estaba el Concilio de la Iglesia y bajo ellos la jerarquía eclesiástica que se había elaborada gradualmente.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Página 313.

La victoria del obispo de Roma y el origen del Papado

El pontífice aparece cada vez más como el jefe temporal de Roma (que se convirtió en centro de la Cristiandad)”. “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 289.

Acerca de la historia de Roma dice el diccionario de historia de la Iglesia lo siguiente: “Pero que la ciudad… se convirtiera en la Roma Cristiana, no es sino reflejo de que su obispo era el único oficial de alto rango que permanecía en ella, cuando primero el gobierno imperial fue trasladado al norte [a Ravena], y luego en 476 oficialmente dejó de existir.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 922.

El Papado. El obispo de Roma, primitiva capital y centro del Imperio, era sede que se suponía fundada por San Pedro mismo… La fundación de Constantinopla y la decadencia del Imperio occidental acrecieron su importancia. Al trasladarse el asiento de la autoridad imperial a Ravena, el obispo de Roma se convirtió en la primera autoridad romana y después en la de toda Italia. Las invasiones bárbaras produjeron nuevas responsabilidades que los obispos de Roma supieron afrontar magníficamente… Desde el 476 dejó de haber emperador en Occidente y el Papado, como ya procede llamar al episcopado de Roma, heredó mucha parte de la autoridad del emperador en Occidente, añadiendo esto al gran poder espiritual que empezaba a ejercer sobre toda la Iglesia de Oeste.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 313, 314.

Acerca del origen del Papado dice el diccionario lo siguiente: “Roma no conoció un episcopado monárquico al menos hasta el siglo II. En las persecuciones y conflictos doctrinales de los siglos II y III fue creciendo la importancia de Roma, aunque su primacía está lejos de ser universalmente aceptada… El papel decisivo de León I en el Concilio de Calcedonia contribuyó a afirmar la autoridad doctrinal del obispo de Roma, aunque tampoco aquí fue universalmente aceptado. Podemos resumir este período afirmando que la sede romana fue adquiriendo, en la práctica, una centralidad creciente, al menos en occidente, y como consecuencia se desarrollaron también las afirmaciones teóricas acerca de la autoridad… de su obispo, a quien denominaron el “papa”. Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 822.

Constantinopla – la “Nueva Roma” del Oriente

“Cuando Constantino se convirtió en emperador a principios del siglo IV d.C., inmediatamente reconoció que Roma estaba demasiado dejos para ocuparse de los problemas orientales del Imperio Romano… El 11 de mayo de 330 Constantino dedicó la “Nueva Roma” y llamó “Constantinopla” a su nueva capital… el principio del Imperio Bizantino… Constantino fue responsable de una nueva dimensión del trono imperial. Se consideraba el representante de Dios en la tierra y otorgó un carácter sagrado a su poder soberano. Cuando hizo del cristianismo la religión estatal del Imperio Romano, era muy lógico que asumiera un papel entre los obispos de la iglesia como su fuera uno de ellos… Así la iglesia y el estado comenzaron a trabajar en Constantinopla de manera más uniforme… Constantinopla comenzó a emerger como el segundo centro de poder religioso, solo superado por Roma en importancia. El obispo de Constantinopla comenzó a competir con el obispo de Roma en cuanto a la primacía dentro de la iglesia cristiana… el oriente griego se consideraba igual al occidente latino… los dirigentes eclesiásticos del oriente se sentían menos leales a la autoridad del papado romano… La ciudad oriental era, además, griega y tendía por lo tanto a separarse de Roma en lo concerniente a  asuntos eclesiásticos.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / págs. 285, 286.

La Iglesia Ortodoxa Oriental

““Ortodoxa” viene de las palabras griegas que significan “creencia correcta”. Incluidos en la iglesia están los cuatro antiguos patriarcados de Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén… El que encabeza estas iglesias recibe el título de “patriarca”… El patriarca de Constantinopla es llamado Patriarca Ecuménico o Universal… La segunda etapa ocurrió en 1054 cuando el Cisma de Oriente hizo separación entre la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa de Oriente… En 313 la perseguida iglesia cristiana por primera vez fue tolerada según el Edicto de Milán, del emperador Constantino. En 324 éste decidió trasladar la capital del Imperio Romano al lugar de la ciudad griega de Bizancio que así fue llamada Constantinopla. La Iglesia Oriental a veces se llama a sí misma “la Iglesia de los Siete Concilios”. Estos concilios, realizados entre 325 y 787, clarificaron la organización y las enseñanzas de la iglesia cristiana… Estos concilios condenaron como herejías al arrianismoLos concilios también decidieron sobre el orden de prioridad entre las cinco sedes patriarcales. A Roma le fue concedida la primacía en cuanto a honor, a Constantinopla el segundo lugar y después venían Alejandría, Antioquía y Jerusalén, en ese orden… En 1054 tuvo lugar el Cisma de Oriente que marcó la separación de la Iglesia Oriental en el Oriente y la Iglesia de Roma en el OccidenteDieron como causa de la misma, temas de doctrina. Uno de éstos era el asunto de las pretensiones papales. El papa pretendía poder absoluto tanto en Oriente como en Occidente. Los griegos estaban dispuestos a acordar honores al papa romano pero no la supremacía universal. Sostenían que los asuntos de fe tenían que ser finalmente decididos por un concilio de los obispos de la iglesia y no por la autoridad papal.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / págs. 552, 553.

Papas y Patriarcas

Según el diccionario Papa es “Jefe supremo de la Iglesia Católica Romana. Antiguamente se aplicaba a todos los obispos cristianos; a partir del siglo IX el título se le ha dado exclusivamente al obispo de Roma.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 822.

Según el diccionario Patriarca es el “Título usado desde el siglo VI, especialmente en la Iglesia Oriental, para designar a los obispos de las cinco sedes principales de la cristiandad: Roma, Alejandría, Antioquía, Constantinopla y Jerusalén. El patriarca es el jerarca más alto en la Iglesia Greco-Ortodoxa… Esta Iglesia no reconoce el gobierno monárquico (papal) de la Iglesia Católica Romana. Considera al obispo de Roma como el “Patriarca del Occidente” pero el papa rechaza este título porque lo coloca al mismo nivel de los demás patriarcas… Se le concede cierta preeminencia al Patriarca de Constantinopla, por tanto lleva el título de “Patriarca Ecuménico”… El patriarca de Constantinopla… ha sido considerado como sede suprema de la Iglesia Ortodoxa Oriental.” Diccionario de historia de la Iglesia / Wilton M. Nelson / pág. 827, 828.

Los Hérulos bajo Odoacro

“A partir del siglo II d.C. tribus bárbaras empezaron a movilizarse en las fronteras del Imperio. Ya en el siglo IV constituyeron una grave amenaza, pues el año 410 saquearon la ciudad de Roma… Y, por último, el año 476 el jefe germano Odoacro [de los Hérulos] obligó al [último] emperador romano [Rómulo Augústulo] a abdicar, hecho que marca el fin de la Edad Antigua.” “Historia del Hombre” de Alcides Parejas Moreno, Editorial, Don Bosco. pág. 120.

Los Vándalos del Norte de África

“Justiniano encargó al mejor de sus generales, Belisario, que se embarcara con un ejército en Constantinopla rumbo al norte de África para destruir a los vándalos. Después de la crucial batalla de Tricamaro, los vándalos “desaparecieron como la neblina” en el año 534, dice la Shorter Cambridge Medieval History (Historia medieval abreviada de Cambridge) C. W. Previté-Orton, 2 tomos, 1: 189.

Los Ostrogodos bajo Teodorico

Zénon, emperador del Oriente y amigo del papa, anhelaba echar a Odoacro de Italia. Teodorico había asumido el trono del reino ostrogodo. Como era amigo de Zenón, éste le dio permiso para marchar contra Odoacro y apoderarse de Italia. Después de cinco años de guerra, quedó destruido el reino de los Hérulos en Italia y Teodorico estableció sus ostrogodos en la península itálica. Pero ya que era arriano, conservó la ley de Odoacro, que sometía la elección del papa a la aprobación del rey.

Mientras que los católicos sentían en esta forma las restricciones de un rey arriano en Italia, sufrían violenta persecución de los vándalos arrianos en África. Elliott dice: “Los reyes vándalos no eran solamente arrianos, sino también perseguidores de los católicos… bajo el episcopado romano, como en África.” Eduardo B. Elliott, “Horae Apocalypticae”, tomo 3, pág. 139, nota 3. Vea también: Eduardo Gibbon, “The Decline and Fall of the Roman Empire”, tomo 3, cap. 37, págs. 548-552.

“Los vándalos se asentaron en África. Los ostrogodos… siguieron… camino de Italia. El año 488, su jefe, Teodorico, recibió del emperador Zenón el encargo de reconquistar Italia de manos de Odoacro, otro general bárbaro, que en el año 476 había formalmente depuesto al emperador occidental. Tras varios años de dura lucha, Teodorico venció a su rival, matándole por su mano… Aunque, como todos los godos, había sido convertido a la herejía arriana, no perturbó el ejercicio de la fe ortodoxa [católica romana] de sus súbditos italianos.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 294.

“Al morir Teodorico en 526, el dominio ostrogodo en Italia se derrumbó. Teodorico no dejó sucesor alguno; raza y religión separaban a los ostrogodos de los italianos, y el nuevo emperador de Constantinopla, Justiniano, estaba resuelto a imponer su autoridad directa sobre el Imperio de Occidente. El resultado fue que el reino de los ostrogodos desapareció… y con él el nombre y la fama ostrogótica. “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 294.

El emperador Justiniano del Imperio Romano de Oriente

Tal era la situación cuando en 533 Justiniano comenzó sus guerras contra los vándalos y los ostrogodos.

Justiniano tomó firme posición por el papado y el catolicismo romano y declaró oficialmente en 533 que el papa de Roma era la “cabeza de todas las santas iglesias”. Su intención y esfuerzo era convertir o eliminar a toda oposición de su declaración.

El historiador Procopio e informante que participó de esas campañas, nos revela en su libro Historia de las guerras que el verdadero propósito de Justiniano al iniciar estas guerras santas consistía en “proteger a los cristianos”, es decir, a los católicos, de los arrianos. Procopio, “History of the wars”, 3.10.19.

“El mayor esfuerzo contra la disolución del Imperio de Occidente lo efectuó Justiniano… había un fuerte elemento romano en su infatigable devoción a su Imperio… le servían dos soldados tan capaces como Belisario y Narsés… En el año 533, Belisario inició la lenta reconquista de África de manos de los vándalos. Italia, después, exigió más dura lucha contra los ostrogodos antes de recuperarla.” “Historia del mundo” Editorial Iberia – R. Flenley y W. N. Weech – Páginas 302.

En todas partes los católicos saludaban como libertadores a los soldados del ejército de Belisario, general de Justiniano.

Otro libro de historia lo describe así: “Justiniano… declaró la guerra al reino vándalo [en el norte de África]… Un ejército mandado por Belisario… puso fin… al pueblo vándalo…Un ejército mandado por Belisario derrotó a los ostrogodos y recuperó el dominio de Italia, a partir del 535.” “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 274, 275.

En marzo de 538 Belisario derrotó a los ostrogodos fácilmente que habían sido diezmados por las enfermedades.  Este fue el acontecimiento militar decisivo cuando, según dice el historiador Thomas Hodgkin en su libro Italy and Her Invaders [Italia y sus invasores], los soldados católicos “cavaron la tumba de la monarquía gótica”. Segunda edición, 8 tomos en 9 volúmenes, (Oxford, Clarendon Press, 1885-1899) 4:250.

 “Justiniano prosiguió la política de aproximación a Roma iniciada por Justino y restauró en su plenitud el catolicismopresentándose como defensor de la población católica, el ejército… mandado por Belisario, reconquistó el reino vándalo del norte de África y, posteriormente, la Península Itálica controlada por los ostrogodos.” “Historia Universal”, Editorial Oceano, P. 286.

Elliott resume así el asunto: “Podría citar tres miembros de la lista dada al principio que fueron desarraigados de delante del papa, a saber: los hérulos, bajo Odoacro, los vándalos, y los ostrogodos.” Eduardo B. Elliott, “Horae Apocalypticae”, tomo 3, pág. 139, nota 1.

Los tres cuerno arrancados eran las potencias nombradas: los hérulos, en 493, los vándalos en 534, y los ostrogodos finalmente en 553, aunque la oposición efectiva de esos últimos al decreto de Justiniano cesó cuando fueron arrojados de Roma por Belisario en 538. Véase “Student´s Gibbon”, págs. 309-319.

Autor: Enrique Rosenthal
Vea el siguiente tema >> “Daniel 7 – Cuerno pequeño 1 “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 .

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Boletín profético

Regístrate para recibir noticias actuales acerca de las profecías bíblicas.

.